2016

Reseña literaria: Bill Hodges #2: Quien pierde paga

16:00

Bill Hodges #2: Quien pierde paga
Libro 2 de 3
Autor: Stephen King
Editorial: Plaza Y Janés
Etiqueta: thriller policíaco
Contenido: thriller, suspense, drama
Edición: 2016
Páginas: 444
Precio: 23,90€


SINOPSIS:
Protagonizada por el mismo trío dispar de héroes que Stephen King nos presentó en Mr. Mercedes (Edgar Award 2015 a la Mejor Novela) llega ahora la continuación:Quien pierde paga, una obra maestra de la intriga sobre un lector cuya obsesión por un escritor va demasiado lejos.
Unos leen para aprender, otros para olvidar.
Y devoran el libro o el libro los devora a ellos.
He aquí el plan de un lector maníaco.
«Despierta, genio».
Así comienza la fascinante nueva novela de Stephen King sobre un lector fanático. El genio es John Rothstein, un autor de culto, creador del personaje de Jimmy Gold. Morris Bellamy está fuera de sí, no solo porque Rothstein haya dejado de escribir, sino también porque considera que el inconformista Jimmy Gold se ha vendido para dedicarse a la publicidad. Morris decide matar a Rothstein y vacía su caja fuerte para llevarse no solo todo el dinero sino además el verdadero tesoro: los cuadernos de notas de otra novela protagonizada por Jimmy Gold.
Morris lo esconde todo y al día siguiente acaba en la cárcel por otro crimen terrorífico. 

EN LIBROS ANTERIORES:

OPINIÓN PERSONAL:
Daré un salto de fe y comenzaré con una verdad que me duele reconocer: no quería leerme este libro. Me leí la primera parte, como habéis comprobado unas líneas más arriba, y no me gustó. El libro tiene potencial, eso es cierto, pero creo que a King no se le da demasiado bien la novela policíaca. Como fan de Stephen, reconozco que no todos sus libros son buenos (o bien no me gusta todo lo que escribe). Por eso, mi intención era detenerme en esa primera parte y no volver a saber nada más del grupo de investigadores. Pero el blog tuvo el placer de ser invitado a una charla sobre este libro y, como podréis entender, yo no podía faltar. Y menos mal.
La charla podéis encontrarla aquí. Me vendieron la novela tan bien que empecé a leerla al instante. Y he de decir que, en esta ocasión, no me defraudó lo más mínimo.
La novela comienza en 1978 con John Rothstein, un autor que después de hacerse famoso publicando una trilogía, desaparece de la vida pública dejando incluso de escribir. Nos presentan a un personaje con pequeñas pinceladas que nos hace pensar en un hombre muy retraído y hasta cierto punto repelente. Y poco nos dura.
Morris Bellamy, un sencillo lector y fan de la obra de Rothstein, descontento con el final que dio a su personaje favorito, decide tomarse una "justicia literaria" y asesina al autor  y se lleval como botín la obra no publicada de este.
Mientras, la historia se intercalará con la de un chico en el 2010 que encuentra un baúl lleno de cuadernos Moleskine que contienen la obra inédita de un famoso autor, que al principio le llevarán a amar la literatura, y después a meterse en un intrincado del que no podrá salir.
Según avanzaba las páginas del libro, iba odiando a Morris Bellamy y encariñándome del joven Pete Saubers. Y no es difícil en absoluto sentir algo por estos personajes, pues están tan bien desarrollados que, al menos todo lo que sufre Pete, lo vives en tus carnes.
Creo que, para mí, ese ha sido uno de los puntos fuertes. Stephen King crea un personaje con el que te puedes identificar, siempre y cuando te guste la literatura. Un personaje con el que recuerdas los primeros libros que leíste y los autores que te hicieron amar la literatura. Y aunque esta sea una novela de género policíaco, me quedo con esta parte; con la emoción de la lectura y el olor a libro viejo.

Portada del último libro de la trilogía
-edición portuguesa-

Para ello marqué algunos fragmentos que dicen mucho de esto, pero dejaré el que considero más significativo

“Para los lectores, tomar conciencia de que son lectores es uno de los descubrimientos más electrizantes de la vida: de que son capaces no solo de leer, sino además de enamorarse de la lectura. Perdidamente. Con delirio. El primer libro que ejerce ese efecto nunca se olvida, y cada página parece traer una revelación nueva, una que abrasa y exalta: ¡Sí! ¡Así es! ¡Sí! ¡También yo he visto eso! Y por supuesto: ¡Eso pienso yo! ¡Eso SIENTO yo!

Y seré franco, no me gustan los personajes de Bill Hodges y la pareja que le acompaña. No me gustan porque, aunque en este libro pueden estar un poco más perfilados, realmente están vacíos. Y que no tenga personalidad el personaje que, en teoría, es el protagonista, no creo que tenga sentido. De hecho, este libro podría no formar parte de la trilogía e incluso funcionaría mejor.
Con todo y con eso, hay una unión con el primero que llevará al desenlace final del tercero que me ha parecido genial y que dará mucho juego en el siguiente volumen. Que no sé si se apartará del género policíaco, pero que continuará con un thriller sobrenatural que tiene toda la pinta de traernos una reminiscencia del antiguo King.

Lo mejor: los personajes de Morris Bellamy y Pete Saubers.
Lo peor: el desarrollo de los personajes investigadores.

VALORACIÓN:




También Puede Interesarte

1 confesiones

  1. Me encanta la novela negra pero...¡nunca he leído a Stephen King! Hay quién diría que esto es un pecado...jajaja. A ver si le leo pronto.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Suscríbete