2016

Reseña literaria: Los Reckoners #2: Firefight

15:00

Los Reckoners #2: Firefight
Autor: Brandon Sanderson
Traductor: Pedro Jorge Romero
Editorial: Nova (Ediciones B)
Cubierta: rústica con solapas
Etiqueta: Fantasía, superhéroes
Contenido: fantasía, épica, sentimientos
Páginas: 440
Precio en papel: 21.50 €

SINOPSIS:
Con ocho millones de seguidores en todo el mundo, Brandon Sanderson es el autor de fantasía que más lectores está ganando en todo el mundo. Pronto dará el salto al cine de la mano de la productora estadounidense Twentieth Century Fox, quien ha comprado los derechos de la presente Trilogía Reckoners, confirmando el enorme potencial de un autor destinado a heredar el trono de todo un género. 

La ciudad de Chicago Nova es libre. Le dijeron a David que era imposible, que ni siquiera los Reckoners habían sido capaces de matar a un Gran Épico. Sin embargo, Steelheart -invencible, inmortal, inamovible- ha muerto. Y David fue el responsable de su fin. Acabar con Steelheart debería haber completado la vida de David. Pero en realidad, solo le sirvió para ser consciente de todas las preguntas para las que no tiene respuesta. Y en Chicago Nova nadie puede contestarlas. Pese a todo, en Babilonia Restaurada, el lugar antes conocido como Manhattan, quizá pueda encontrar las respuestas. Es una urbe inundada y triste, gobernada por la Gran Épica Regalia, pero David está seguro de que por allí pasa el camino que le llevará a lo que busca. Es arriesgado entrar en una ciudad bajo el yugo de una despótica Gran Épica, pero para David la apuesta vale la pena. Porque la muerte de Steelheart solo logró dejarle un enorme vacío donde antes residía su sed de venganza: en el corazón. Había logrado llenar ese vacío con Firefight, una Épica desaparecida. Y ahora se embarcará en una empresa más peligrosa y siniestra que la rebelión contra Steelheart. Partirá en busca de Firefight y de las respuestas que necesita.

Por primera vez en todo el mundo, esta edición de Firefight incluye el relato Mitosis, cuya lectura se sitúa entre el primero y el segundo libro de la presente trilogía.

 «Otra victoria de Sanderson… Simplemente, es un escritor brillante.» Patrick Rothfuss

OPINIÓN PERSONAL:
Este libro es la continuación de Steelheart y, como este, una obra impresionante que te engancha desde la primera página, que te hace reír y que expande tu asombro cuando llegas a la parte épica de la obra. Porque de eso se trata, de luchar por la posibilidad de un mundo mejor, de ayudar a aquellos que tienen cualidades para ser héroes a serlo; de convertirse en un héroe sin darse cuenta de que lo eres.

David es un tipo de personaje que no había encontrado todavía en la obra de Brandon Anderson. Es un chico de 19 años que se define a sí mismo como adolescente. Esto me resulta curioso, ya que los adolescentes suelen estar en un grupo menor de edad. Sin embargo, sí tiene momentos de la obra donde se define como un hombre o adulto. Por ejemplo, donde ve a Mizzy, quien tiene un año menos que él, como una niña (ya que todos la tratan así) y entonces se da cuenta de que tiene 18 años y que es una mujer. Luego, por analogía, el que es más mayor también debería ser un adulto.
Pero pese a que trata de la evolución de un joven al convertirse en adulto (un tipo de obras que se podrían calificar como bildungsroman), no es la historia de un joven madurando. Yo diría que es más bien la historia de una sociedad oprimida diciendo basta, aprendiendo a reaccionar contra la tiranía. Por ahora, la gente normal de ese mundo tiene demasiado miedo como para decir basta; pero ya empezamos a ver en varias ciudades a personas que superan ese miedo y se alzan contra el tirano o los esbirros de este. En nuestra propia historia tenemos muchos ejemplos similares (ya sea de colonias que se liberan o mujeres que prefieren morir de hambre a no tener derechos), por eso en este libro que es fantasía podemos ver algo que me encanta de los libros de Brandon Anderson: cómo comienza ese movimiento social, qué es lo que hace que alguien dé un paso adelante, se convierta en un héroe o un líder, como queramos llamarlo.
En referencia a este punto, me ha resultado curioso la descripción inicial de la ciudad que controla Regalía, donde la gente disfruta del ocio pese a saber que en cualquier momento un capricho de la épica podría matarlos.
Pero volvamos a los personajes. Comentaba que David es un tipo de personaje que no había visto hasta ahora en las en las libros de Brandon Anderson. El motivo es su sentido del humor. ¡Me encanta! Sus símiles, sus metáforas, son tan sorprendentes y absurdas como un dinosaurio rompiendo un nido. Son las que lo hacen ser como es y las que acabaron con la frialdad de Megan. En cuanto a ella (Firefight), es una mujer mucho más fuerte de lo que se imagina. Es capaz de lograr lo que ni siquiera el profesor ha podido. Pero no lo diré, pues sería hacer demasiado spoiler. Lo que sí que puedo contaros es que la relación entre los protagonistas es preciosa. Con conceptos del romanticismo del estilo “como sea amor vomito“, que pueden encajar en una chica dura, tenemos una preciosa historia de amor y sacrificio que viene aderezada de diálogos graciosos y entrañables:
 Tenía que decir algo. ¡Algo romántico! Algo que le hiciese detenerse.
-¡Eres como una patata! -le grité-. En un campo de minas.
Se detuvo en el acto. Se giró hacia mí con el rostro iluminado por un fruto medio maduro.
-Una patata -dijo sin emoción-. Eso es lo mejor que se te ocurre, ¿en serio?
-Tiene sentido –contesté-. Presta atención. Caminas por un campo de minas, temiendo volar por los aires. Piensas “estoy muerto”. Pero no es más que una patata. Y sientes alivio al dar con algo tan maravilloso cuando creías que iba a ser horrible. Eso eres tú para mí. 
-Una patata. 
-Claro. ¿Fritas?, ¿puré? ¿A quién no le gustan las patatas? 
-A mucha gente. ¿Porque no puedo ser algo dulce, como un pastel? 
-Porque a un pastel no lo encontrarías en un campo de minas. Es evidente. 
Me miró un momento. Luego se sentó en unas raíces que habían crecido desproporcionadamente. Chispas. Parecía que lloraba. "¡Idiota! -Me dije a mí mismo, atravesando el follaje-. Romántico. Se suponía que tenía que ser algo romántico. ¡Imbécil!" Las patatas no son románticas. Debería haber escogido la zanahoria.
 -Supongo que era mucho esperar. Quiero decir que eso es lo que eres. Además de asombrosa. Tan asombrosa como... -¿una patata? -... un ciego orinando durante un terremoto.
Hay personajes secundarios nuevos, como Mizzy, una chica que casi siempre está alegre. Y, pese a que esos secundarios están deliciosamente delineados, yo me quedo sin duda con el trío protagonista: David, Megan y el profesor.
No quiero hacer spoiler, pero el final la heroicidad del profesor es increíble. Así como el origen de los poderes de los épicos y la manera de contrarrestar sus debilidades. Además, hay que tener mucho valor para hacer algo así, yo, que tengo pánico al agua, creo que no podría. En todo caso, como en todas sus obras, el autor tiene una estructura de novela perfectamente cuidada y consigue sorprendernos con ella.

Tenemos también un relato corto, Mitosis. Recomiendan leerlo al inicio. Casi parece un capítulo más del libro. Está muy bien, pero aquí la emoción que el autor quiere hacernos sentir no sale con tanta facilidad como en la novela más larga.

No puedo decir mucho más, salvo que la obra me ha encantado, me ha tenido enganchada leyendo de tal manera que ha hecho que me olvidara de estudiar y, por supuesto, que está al nivel de las demás obras de este autor, uno de los pocos que guardo en papel y, sin duda, mi favorito.

Lo mejor: todo. La bonita historia de amor. La personalidad de David. El épico final.
Lo peor: nada (bueno, sí, tener que esperar para leer el tercero).

VALORACIÓN:


También Puede Interesarte

0 confesiones

Suscríbete