2015

Reseña literaria: Una llama entre cenizas

16:02

Una llama entre cenizas 
Autora: Sabaa Tahir
Traductora: Pilar Ramírez Tello
Editorial: Montena
Etiqueta: distopía fantástica juvenil
Contenido: acción, fantasía
Edición: 2015
Páginas: 446
Precio en papel: 17,95€
Precio en digital: 8.99 €


SINOPSIS:
En un mundo regido por la ley marcial de la Roma Antigua, el precio de la desobediencia es la muerte. Laia y su familia sobreviven en los callejones más pobres, sin cuestionar el orden establecido. Han visto lo que les pasa a quienes se atreven a desafiarlo. Cuando encarcelen a su hermano por traición, Laia se verá obligada a acudir a la resistencia. A cambio de su ayuda, deberá espiar para ellos en la Academia Militar. Allí conocerá a Elias, el soldado más prometedor del Imperio y también su mayor opositor. 
Laia es esclava, Elias es soldado. Ninguno de los dos es libre. Solo uniendo sus destinos podrían cambiar el de todos.
OPINIÓN PERSONAL:
A veces, muy pocas, tienes suerte de leer un libro que te deja con un cúmulo de emociones sobrecogidas, lágrimas en los ojos y la sensación de que has atisbado en esos momentos transcendentales de la vida de los personajes que hacen que para ellos todo cobre sentido (epifanías, momentos del ser o como queráis llamarlos). Así fue como leí el primer libro de mi autor favorito Brandon Sanderson y así es como Sabaa Tahir se ha presentado para mí en esta novela. 
Y no, no tengo muchos autores favoritos ni sigo a más de dos o tres. Pero si esta autora continúa así, sin duda la seguiré. 

A partir de ahora, aviso de que esta reseña contiene múltiples spoilers. Quizás la vea más como un punto para comentar entre lectores las impresiones provocadas por la lectura que como una reseña "al uso". Así que, si no la has leído, te la recomiendo. Y luego siempre puedes volver aquí a leer mi reseña ;) 

El libro, cuando vi la portada, me llamó mucho la atención. Creí, erróneamente (la culpa es en parte de que prometían la ambientación de Gladiator) que se trataba de una novela histórica romana. Para nada. Los primeros capítulos, aparte de para darme cuenta de lo deliciosamente bien que escribe la autora, transcurrieron en un intento de averiguar en qué época y civilización estaba (porque la romana no me acababa de cuadrar). Pero cuando llegué a las máscaras que se fundían con la piel… bueno, os podéis imaginar mi extrañeza. Poco a poco esa impresión se ve reforzada con unos seres que parecen pesadillas pero que son reales y, antes de que te des cuenta, te están explicando una mitología donde los académicos (una de nuestras razas, la que yo había elucubrado si eran los griegos en un inicio) intentaron conseguir conocimientos de seres sobrenaturales y que, su ansia de poder, les llevó a formar un aquelarre que atacó a los genios. (Spoiler a continuación) Tan solo sobrevivió el rey de los genios, loco, y este es ahora quien amenaza no solo a los académicos sino a toda la raza humana. También se dan pistas (no queda claro) de que los inmortales augures que parecen gobernar a la raza de los marciales podrían ser ese aquelarre de académicos. En todo caso, sí se ve que han cometido pecados y que ahora intentan jugar con el futuro para salvar a la raza humana. Es más, parece que van a dos bandas y lo que (spoiler) realmente desean es ayudar a nuestro protagonista masculino para que los libere a todos, no como emperador sino como rebelde. 
Y aquí llegamos a la parte épica y filosófica de la historia. El imperio marcial está corrupto por una disciplina y sed de sangre excesivas (hay incluso pactos con esas fuerzas sobrenaturales de la oscuridad). Los augures ven el futuro y velan por el imperio. Pero… ¿pueden salvarlo eligiendo a un nuevo emperador o eligiendo al emperador que ha de morir y aquel que ha de ser su oponente? ¿Puede un hombre justo tomar el poder de un imperio corrupto y hacer justicia, devolverlo al buen camino? ¿O por el contrario, a causa de las presiones de los nobles y el pueblo, se volverá otro tirano? ¿Es entonces una rebelión el único modo de solucionarlo?  
En esta novela hay tres personajes. Helena, quien representaría el amor, es también quien cree que un emperador justo puede ayudar desde dentro a cambiarlo todo. Elias, quien es la fuerza, al principio cree que sí pero a la hora de la verdad no tiene la fortaleza suficiente para ello (spoiler: podría haber evitado futuros derramamientos de sangre). Laila, quien es tenaz cuando tan solo le queda la vida de su hermano como algo a lo que aferrarse, piensa que los suyos solo podrán ser libres cuando caiga el imperio. Son tres visiones más la cuarta de los augures; no se resuelven en este libro pero en el clímax final de la acción nos dan su momento épico cuando tanto Laila como Elias han de elegir y luchar su propia batalla. 
Darin, Izzi y Elias me pusieron a mí por delante. Nadie les obligó a hacerlo. Lo hicieron porque sentían que era lo correcto. Porque, sepan o no lo que es Izzat, ese es el código por el que se rigen. Porque son valientes. Ahora me toca a mí, dice una voz en mi cabeza (…). Ahora me toca a mí vivir según el código del Izzat.

Veamos ahora a los protagonistas, de una edad alrededor de los quince años pero no por ello el libro tiene por qué ser para adolescentes, pues es una historia sobre vida y muerte, sacrificios y entrega que perfectamente puede llenar a un adulto: 
Laila empieza siendo miedosa, como lo sería cualquiera ante un ataque armado. Pero el huir y dejar que capturen a su hermano (como si pudiera haber hecho otra cosa) la quema por dentro. Tanto que se une a la rebelión y entra de espía en la casa de la comandante de la academia de los marciales, una mujer que mató y torturó nada menos que a su propia madre (en todo caso, yo quiero saber quién es la cocinera, quien tan convenientemente tiene el rostro y la voz transformados. Aunque no creo que sea su madre porque en ningún momento Laila relaciona la habilidad con los explosivos de la cocinera con los conocimientos de su madre). Aquí, la “esclava” Laila va a estar muchas veces a punto de perder la vida. O eso cree ella, porque (spoiler) la comandante sabe muy bien quién es y la utilizar para (spoiler) matar al emperador. Otro de los juegos o hilos que mueven los augures. Al final del libro, demostrará que su tesón la ha vuelto tan valiente como la que más. 
Elías es el hijo de la comandante, quien lo odia. No sabemos quién es su padre pero se deja entrever que es alguien que intentó matar a la madre, alguien importante. ¿Quizás sobrenatural o un académico? El chico no tiene claro si le gustan todas las chicas del sexo opuesto o solo las que se le ponen por delante, ya que tan pronto parece enamorado de su compañera Helena como de Laila. Porque… si estaba enamorado de Helena pero se niega a asumirlo porque es como su hermana, ¿entonces cómo puede enamorarse tan pronto de Laila? Lo que sí está claro es que es algo más que hormonas en ambos casos. En cuanto a su arco de transformación, lo vemos de desear huir a pelear por salvar al imperio, para dejarlo todo cuando se siente culpable y, después, cuando no se ve capaz de mantener su propia alma si mata a alguien querido. 
En cuanto a Helena, es mi favorita aunque su nobleza y su amor la vuelvan algo boba (por decirlo suavemente). Ella misma firma su condena al hacer un pacto con un augur (spoiler) para salvar a su amado Elias. Pero este la traiciona por Laila y el destino de Helena va a ser servir en todo al joven aborrecible que siempre ha intentado violarla. 
Encantador, ¿verdad? Con el destino de un imperio en juego, de todos sus habitantes, Helena podría haber sido un poco menos boba y haberse dado cuenta de que no se trataba solo de entregarse ella sino de todo el mal que va a ocasionar su decisión. 
Otro punto a favor de esta chica es su don: curar con la voz. El único elemento de luz que se ve en la oscuridad sobrenatural del libro. 
Y hay otro personaje, uno de mis favoritos también, un secundario: el herrero. Lo utilizan para ayudar a decidirse a Elías pero yo espero que tenga más protagonismo en el segundo libro. 

Al acabar la novela seguí inmensa en su mundo y en las sensaciones que este despierta un buen par de horas. Cuando fui capaz de reaccionar, fui a buscar a su autora (algo que no suelo hacer) para ver cuántos libros más tenía y dónde podía comprarlos. Para mi sorpresa, no tiene más. Este es su debut y el segundo saldrá pronto a la venta.

Y si tras haber leído el libro y la reseña deseáis dejar vuestras impresiones en los comentarios, estéis o no de acuerdo con las mías, estaré encantada de continuar el debate :) 

Lo mejor: su épica.
Lo peor: nada.

VALORACIÓN:

También Puede Interesarte

6 confesiones

  1. ¡¡Me dejas con más ganas de leerlo que antes de leer tu opinión!!

    Gracias por la reseña
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchísimas ganas de leer el libro, y no ayuda el haber visto muchiiiiisimas reseñas que lo ponen por las nubes
    Gracias por la reseña :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. A mi Helena no me gustó tanto como a ti, ni la vi tan buena, ni que represente el amor... Diferentes puntos de vista, como suele pasar en las lecturas jejeje
    Elias por el contrario, se ha convertido en mi personaje favorito... Y no, no estaba enamorado de Helena. Estaba en ese punto de no saber si una amistad grande puede llegar a algo más o no... Y que tu mejor amiga esté buena, no ayuda a tomar esas decisiones (las hormonas, ya sabemos). En cambio Laia es un soplo de aire fresco a su vida, y la que le da el empujón para decidirse a rebelarse (que no tengo yo tan claro que de no ser por ella lo hubiera hecho).
    Y entre mis preferidos se encuentra también Izzy, leal como pocas.

    Que ganas tengo de leer el segundo y dar respuesta a todas esas preguntas que tu te haces, y yo también jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jus Izzy, pobre, ni pensé en ella xD. Lo de Helena como el amor creo que lo dice la autora al final, ¿no? En el deseo para sus hijos. De ahí me dio que pensar y sí la vi como una representación ideal del amor desinteresado. Pero estoy contigo xD, cada uno tendremos un punto de vista :)
      ¡A ver si sale pronto el segundo! :D

      Eliminar

Suscríbete