2015

Reseñas flash de cine: El corredor del laberintos #2. Las pruebas y American Ultra

15:00

Si El corredor del laberinto me encantó, Las pruebas no ha sido menos. Como adaptación no puedo juzgarla, puesto que no he leído las novelas, pero como película diré que rebosa adrenalina. La acción está presente desde el primer minuto y acompañamos a los protagonistas en una frenética carrera por la supervivencia. Pensaron que al dejar el laberinto atrás, todo había acabado, pero no ha hecho más que comenzar. Alianzas y traiciones se suceden en esta aventura que nos traslada desde un centro militarizado hasta las montañas, cruzando una ciudad en ruinas. Si el laberinto les parecía peligroso, el exterior lo es todavía más. Deben huir de quienes pretenden utilizarlos, sobrevivir a La quemadura y evitar el contagio de aquellos humanos infectados por un virus que asoló la Tierra.
Es cierto que al ser una película que no da respiro al espectador, los perfiles de ciertos personajes quedan algo difuminados, pero es algo que comprendo, un sacrificio justificado: el ritmo es frenético, huyen sin mirar atrás, enfrentándose a nuevas situaciones, personas y lugares, por lo que no hay demasiado tiempo para detalles. Pese a todo, es un film  muy completo que recomiendo a los fans acérrimos de las distopías y a quienes disfruten viendo a los protagonistas al límite.

Lo mejor: el ritmo.
Lo peor: quizá no poder conocer más a algunos personajes.

Esta es una de esas películas locas que a mí tanto me gustan. Con elementos que recuerdan a Kick Ass y Kingsman y un protagonista que parece el hermano fumeta de Jason Bourne, American Ultra nos presenta a Mike, un chico algo colgado que trabaja en un ultramarinos y vive con su novia Phoebe. Él es algo parado, lento incluso, y tiene una fobia irracional a los viajes, por lo que no puede salir de la ciudad. Le gusta dibujar, crear historias estrafalarias y compartirlas con su chica, pero un día todo cambia cuando una mujer entra en la tienda y le dice una extrañas palabras. A partir de ese momento se convierte en una máquina de matar, algo que le salva la vida; está en peligro, un grupo de personas vienen dispuestos a acabar con él a toda costa. El chico hace gala repentinamente (y para su propio asombro) de unas habilidades especiales para el combate, aptitudes que se alejan de lo que era hasta la fecha: alguien tranquilo y con poca capacidad de reacción. 
La película combina a la perfección acción y comedia y se vuelve más loca por momentos. Los protagonistas se enfrentan a varios enemigos y acaban con ellos de las formas más extrañas: con un recogedor, una cucharilla o una lata de conservas. Pero que esto no os engañe, las explosiones y la sangre salpican esta historia que podría haberse llevado las cinco estrellas si se hubiera ahondado más en el origen del chico y le hubieran concedida media hora extra de metraje. Me encantaría una dosis más alta de American Ultra.

Lo mejor: la premisa y la mezcla de acción y comedia.
Lo peor: se me ha hecho algo corta.

También Puede Interesarte

0 confesiones

Suscríbete