2015

Reseña literaria: Infinity Blade #2: Redención.

12:21

INFINITY BLADE. LA ESPADA INFINITA #2. REDENCIÓN
Autor: Brandon Sanderson
Traductora: Paula Vicens
Editorial: Nova (Ediciones B)
Género: fantasía
Cubierta: rústica con solapas
ISBN: 9788466655798
Edición: 2015
Páginas: 208
Precio en papel: 17,00€

Sigue la novela Fantasy basada en un videojuego para tablet que triunfa en la red. Ha pasado mucho tiempo desde que Siris y el Rey Dios, enemigos, pero ambos traicionados, se pudren presos en la Bóveda de las Lágrimas. Su verdadero enemigo –el Hacedor de Secretos, creador de la Espada Infinita– ahora reina. Cuando Siris consiga obtener la libertad deberá desentrañar qué se esconde bajo los planes del nuevo rey y estar dispuesto a encabezar la rebelión. Los secretos emergen y nos llevarán como lectores hacia atrás en el tiempo, hacia los orígenes de la Inmortalidad e incluso hacia la verdadera naturaleza del mundo mismo. 
RESEÑAS ANTERIORES:
Infinity blade
OPINIÓN PERSONAL:
Este libro, de tamaño similar al anterior, continúa con la historia donde Infinite Blade: La espada infinita la dejó. 
En ambos, tenemos el mundo que ambienta un videojuego. Confieso que no lo conozco, pero por suerte ese desconocimiento no interfiere en el disfrute de la lectura (aunque ahora que sé que es de tablet tengo que buscarlo xD). 
En el primero se vio que era un mundo post-tecnológico y, en este, se aclara el cómo se pudo pasar de un mundo similar al nuestro (quizás este mismo dentro de una o dos décadas) a lo que parecía un mundo medieval. Alguien, (ya se vio en el primer libro que era el Hacedor) era capaz de dar inmortalidad a los seres humanos y contaba también con tecnología de curación, teleportación en incluso de lo que parece ser un portal abierto en las cercanías o el seno de un agujero negro.

Fascinante, pero la fantasía de este autor siempre lo es. Por eso me gusta tanto leer sus libros. 

Sin embargo, a este libro no puedo ponerle 5 estrellas. No es que no me guste y que no haya disfrutado mucho leyéndolo; es más bien que se baja un poco de ese listón de excelencia al que el autor nos tiene tan malacostumbrados. En el primer libro teníamos aquello de darle la vuelta a la misión del héroe de matar al tirano; una perspectiva original que hizo de su lectura una delicia. Este, sin embargo, no tiene ningún punto similar excepto quizás que [spoiler] el supuesto tirano es el que acaba siendo el héroe, para enseñarle a este su camino. Sin embargo, eso ha hecho que haya sido precisamente el final lo que me haya gustado más del libro. Por otro lado, este tema, quitando la parte del tirano, ya lo encontramos en otros libros del autor, como por ejemplo en Steelheart. Aunque aquí, más que darle un empujón al héroe para que actúe como tal hay que recordarle que toda esa parte cruel que tiene dentro puede ser reinventada. 
Aunque su lectura ha sido muy entretenida, en el libro primero me encantó esa chispa que había entre el protagonista e Isa; aquí no la he visto, imagino que la guardarán para un tercer libro. Pero, pese a estas pequeñas desilusiones mías, que solo son dos tonterías que en ningún modo desmerecen a la novela, el libro me ha gustado mucho y he disfrutado de cada página (que por algo es Brandon Sanderson, xD). 
El estilo del autor y su manera de escribir son, como siempre, impecables. La obra tiene partes épicas (si bien no mueven a la emoción como en otros de sus libros) y nos ofrece una más que satisfactoria explicación de cómo el Rey-Dios llegó a gobernar. Imagino que, para gammers del videojuego, el ver cómo las criaturas que allí hay cobran vida le da un nivel adicional a la experiencia lectora. 

En resumen, una novela algo breve pero que sin duda engancha, la continuación de una más que interesante adaptación de un videojuego y la respuesta a muchas de las preguntas que su primera parte suscitó; todo ello narrado por el inconfundible estilo del autor. 

Lo mejor: que no te esperas del todo quién es quién en el futuro. 
Lo peor: no acaba de tener el nivel épico de otros libros del autor. 
VALORACIÓN:

También Puede Interesarte

0 confesiones

Suscríbete