2015

Reseña literaria: El Rithmatista

12:00


EL RITHMATISTA
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Nova (Ediciones B)
Traductor: Albert Solé
Género: Fantasía juvenil
Cubierta: rústica con solapas
ISBN: 9788466655866
Edición: 2014
Páginas: 448
Precio en papel: 19.00 €

Más que nada en la vida, Joel quiere ser uno de los Rithmatista. Elegidos en una misteriosa ceremonia, estos tienen el poder de infundir vida a figuras bidimensionales y, además, son la única defensa de la humanidad contra unas despiadadas criaturas que amenazan todas las islas americanas dejando un reguero de cadáveres a su paso. Pero cuando varios estudiantes para Rithmatista empiezan a desaparecer, con visibles muestras de violencia física, Joel es designado como ayudante del profesor que investiga dichos casos. De pronto, el chico se encuentra tras la pista de un descubrimiento inesperado, que cambiará su mundo para siempre. 
Brandon Sanderson, uno de los mejores escritores de fantasía y ciencia ficción de la actualidad, ofrece en El Rithmatista, elegida por The New York Times Book Review como uno de los diez mejores libros juveniles de 2013, su primera novela para el público adolescente. El sistema de magia que en él presenta ya ha seducido a miles de lectores estadounidenses amantes de los juegos de estrategia. 

EL AUTOR:

Brandon Sanderson creció en Lincoln (Nebraska, EE.UU.) y ahora vive en Provo (Utah, EE.UU.) con su esposa Emily. Obtuvo la licenciatura en inglés en la Brigham Young University. Su primera novela publicada, "Elantris" (2005), fue recibida por público y crítica como una interesantísima renovación en el tan trillado género de la fantasía. También ha publicado una brillante trilogía: "Nacidos de la bruma" (Mistborn), formada por "El Imperio Final" (2006), "El pozo de la ascensión" (2007) y "El héroe de las eras" (2008). La historia se centra en los poderes "alománticos" en un mundo de bruma y cenizas. Sanderson es también autor de una interesante serie para adolescentes protagonizada por un muchacho llamado Alcatraz, cuyos derechos para el cine han sido adquiridos por Dreamworks. Ha sido también elegido como el redactor final de "A Memory of Light", el último volumen de la famosa serie La rueda del tiempo que el fallecido Robert Jordan no pudo terminar. Tras "El aliento de los dioses" (2009), una obra de fantasía épica en un único volumen en la línea de "Elantris", la última obra de Brandon Sanderson es "The way of the kings" (2010), primera parte de una magna y descomunal trilogía, "The stormlight archive", una gran saga épica llena de leyendas, mitologías y revoluciones en la magia. 

Enlace a ediciones B, desde donde se puede navegar a la casi totalidad de sus demás novelas traducidas al castellano.

OPINIÓN PERSONAL:

En El Rithmatista estamos ante uno de los mejores libros juveniles que he leído en mucho tiempo. Podéis pensar que, siendo que Brandon Sanderson es mi autor favorito, soy parcial. Lo cierto es que intento no serlo; por ello, veo que el libro no tiene el nivel de “epico”, de tocar las emociones, que tienen otros libros suyos, y no le daría el apelativo de obra totalmente imprescindible que para mí tienen Elantris, El camino de los reyes o Steelheart. Sin embargo, su tipo de lector es diferente. Por eso, para un público juvenil, me parece sencillamente perfecto. ¡Si hasta tiene dibujos explicativos y un sistema de combate! 

Antes de comenzar la reseña, os pongo el book-trailer, ya que yo lo vi antes de empezar a leer el libro.


Este, nos cuenta lo que ocurre en el primer capítulo de la novela y es una delicia verlo ya que es similar al de una película de cine en calidad. Pero no fue por eso por lo que me encantó haberlo visto primero sino porque durante toda la lectura tuve presente a los dos chicos protagonistas, a cómo se dibujaba con tiza y a esos tizones salvajes que tan aterradores parecían. 


¿Tizones?, ¿aterradores? Recapitulemos. 

Tenemos un mundo diferente, uno donde Asia ha conquistado Europa, donde han descubierto una especie de fuerza que anima resortes y engranajes (dándonos una ligera ambientación steampunk, no por el vapor (que no es usado como fuerza generadora de movimiento) sino por las criaturas mecánicas) y donde América está formada por islas. Y es en una de ellas, en Nebraska, donde se originan los tizones. No obstante, tenemos pistas de que los indios nativos de América ya los conocían y de que quizás, en su magia, podría estar la generación de los rithmatistas. 
Entonces, los tizones son seres hechos de tiza, bidimensionales, que se pueden comer tus ojos y tu piel y metérsete por la boca y desangrarte por dentro (el cómo hacen eso con dos dimensiones estrictas no me lo preguntéis, es una de las cosas que no me han acabado de cuadrar). Los rithmatistas son los seres humanos que pueden invocar a los tizones mediante el uso de la tiza; es decir: los dibujan. Aquí entran en juego dos características que le dan juego al autor para definir a los personajes: la habilidad de trazar líneas rectas y curvas y de calcular puntos de intersección (geometría y matemáticas) y la de dibujar animales o guerreros (los tizones). De hecho, en el final vemos una fusión de ambos que, por lo menos yo, llevaba todo el libro esperándola y no por ello pierde fuerza. 
El sistema de magia, con el uso de círculos y líneas, es ampliamente explicado a lo largo del libro, tanto con dibujos como con palabras. Si bien es bastante sencillo, es perfecto para la edad a la que va dirigido (o incluso para niños más pequeños. Lo he probado con el mío y dice que por el momento le está gustando). Alguna cosilla, como que pudieran rodear de cemento toda una isla sin que se les escaparan, o que lo cubrieran con toldos, me resulta extraña pero, por lo demás, la magia está bastante definida. Es más, da pinceladas de cómo puede llegar a ser en libros posteriores. 
Los protagonistas son básicamente dos alumnos: uno sin magia (y cuando leáis el final dije “sí, menos mal” pues el autor no se acoge a las tramas sencillas) y otro (una chica) sin el más mínimo sentido del dibujo técnico. Ella, sin embargo, tiene unas pataletas quizás un poco exageradas y, acorde con estas, debería estar más enfadada con el chico y no lo está (otra de las cosillas que no me han cuadrado mucho). Pero, quitando esa escena, la personalidad de la chica está perfectamente dibujada y te hace reír. Es, aunque un poco infantil, muy dulce y, aunque tiene aquello que muchos desean, ella no se crece por eso. Continúa siendo cercana y simpática. El chico, por su parte, es bastante maduro excepto en el aspecto de que pasa de estudiar. Es decir, es muy listo pero no se esfuerza. Como profesora de secundaria, he tenido alumnos así. Y, como en el libro, algunos necesitan una motivación extra que puede venir dada por un nuevo enfoque sobre por qué estudiar algo que no te gusta o interesa es importante.
Otros personajes son los profesores. Desde el viejo profesor de defensa hasta el nuevo y arribista, pasando por el rector del instituto y por el personal laboral. Entre estos últimos tenemos a la madre del protagonista y Exton, otro de los puntos interesantes de la trama (que no comento por no hacer spoiler). 
El libro, a las pocas páginas te atrapa (me tuvo una noche desvelada) y se va poniendo cada vez más interesante. El final, aunque tiene partes esperadas, es totalmente satisfactorio y, si bien no mueve emociones como otros libros de Sanderson, te deja muy enfadada porque se ha acabado. Eso es lo único que no me gusta de este autor: te deja enganchadísima y luego hay que esperar al siguiente libro (esperemos que no sea tanto como con la segunda parte de La guerra de las tormentas). 
En resumen: un libro que tiene muchos elementos para enganchar a los jóvenes y, al mismo tiempo, hacerles pensar e interesarse un poco más por la geometría. Al mismo tiempo, como seguidora adulta del autor a mí me ha encantado. Es ágil y rápido de lectura, centrado en pocos personales y desarrolla con dibujos un nuevo modo de pelear. Y, por supuesto, es de Brandon Sanderson, lo cual ya lo dice todo. 
(Y sí, me ha salido una reseña un algo más larga de lo habitual, pero... como casi todos los libros de este autor, El Rithmatista te absorbe, te rapta y no te suelta hasta varios días después de haber leído la última página) 

Lo mejor: el cómo, poco a poco y con dibujos, va explicando de manera didáctica su sistema de pelea. Muy apropiado para los lectores a los que va dirigido.
Lo peor: algunas cosas no explicadas sobre la pelea en La Torre. 
VALORACIÓN:



También Puede Interesarte

7 confesiones

  1. No he leído nada del autor, pero de este año no pasa >.<
    Me llama la atención el estilo que todos comentan. Este libro parece más sencillo, quizá comience por otro, pero no descarto ninguno^^
    Besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Brandon Sanderson hay que leerlo, siempre es una pasada :)

      Eliminar
  2. Pues no lo conocia, y aun no he leido nada de Sanderson, asi que me lo apunto.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que no me llama especialmente... gracias <3

    ResponderEliminar
  4. Tengo pendiente al autor desde hace un montó.
    Empezaré por otro que tengo fichado, pero me llevo este =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Soy una enamorada de Sanderson!! Asi que para San Jordi, no se me escapa!!

    ResponderEliminar

Suscríbete