. escritura

La pluma del querubín: Agus y los monstruos, llega el sr. Flat

12:30

Buenos días,

os traigo una reseña muy especial, una a la que yo no daría más de tres estrellas pero que mi peque me ha demostrado por qué tiene que tener cinco. Si queréis saber el porqué, seguid leyendo.

Título: Llega el sr. Flat
Colección: Agus y los monstruos
Autor: Jaume Copons y Liliana Fortuny
Editorial: Combel
Género: infantil
Cubierta: rústica cosida 15x21,5
ISBN: 978849825117
Páginas: 136
Precio: 9,00€

¡Hola! Soy Agus Pianola. Tú no lo sabías, pero tarde o temprano teníamos que ser amigos. Hasta hace poco yo era un niño bastante normal: iba a la escuela, perdía redacciones, tuneaba pizzas… Pero el día que conocí al Sr. Flat todo cambió. Ah, claro, tú todavía no sabes quién es el Sr. Flat, ¿verdad? Solo te diré que es un monstruo y que desde que se instaló en mi habitación el mundo no solo es más divertido, sino que también es un lugar mejor. Mejor, ¡pero con un montón de líos!

OPINIÓN PERSONAL:
Es el primer libro de esta colección que parece que engancha desde la primera página; porque no muchas veces ves a tus hijos leer así.
Son unos libros que tienen página web y merchandasing, una colección que perfectamente puede empezar un “viral” en los colegios del estilo del de Jerónimo Stilton. Es decir, en el colegio de mis hijos los chicos se compran e intercambian los libros que les gustan. Con Stilton hubo un furor y, por lo que veo de Agus, podría perfectamente desencadenarse algo similar. Aquí no hay páginas que rascar y que huelen, pero hay monstruos y un protagonista que, si a mí no me cae demasiado bien, a ellos les hace mucha gracia. Con texto y viñetas del estilo de un cómic, mi peque de ocho años se lo ha pasado genial leyéndolo y compartiendo lo que más le gustaba con sus amigos. A mí, sinceramente, no me hace mucha gracia un protagonista con la psicología de Agus, pero parece que triunfa. 
En palabras de mi hijo, Agus es un chico despistado que vive en la misma escalera que Lidia (una niña pesada que le cuenta a su madre todo lo que Agus debe hacer y no hace, como los deberes). La asociación de niña estudiosa con niña repelente y acusica que hay en el libro, a mí no me gusta. Entiendo que puede generar cierta empatía, pero, pese a todo, no me convence. Además, hoy en día los roles han cambiado y los niños estudiosos ya no son parias sino todo lo contrario; más bien es el graciosillo el que puede quedar marginado.  
Siguiendo con la opinión de mi peque sobre Agus, todo lo que le pasa es muy divertido. Por ejemplo, juega al escondite y pasa mogollonazo de rápido para que no le vean y tira los libros. Emma le dice que tiene que llevar unas cajas y al final sueña con unos monstruos que aparecen. Un final que le ha encantado. De hecho, lo que más le ha gustado es ese final (pongo foto de la estantería con los monstruos), 
la escena donde están compitiendo su padre y Lidia en ver quién es más plasta. Y también cuando han comparado al Sr. Flat con una caca de peluche de chihuahua y encima la ese peluche caca es más bonito (pongo foto de la escena).
Ante esto, le he preguntado qué piensa de que Lidia se chive de que Agus no hace los deberes. Me ha contestado que le parece mal que Lidia lo cuente porque no es ella quién para contarle a la madre lo que Agus hace o no hace. Y, en cuanto a qué piensa de Agus, es que debería hacer los deberes. Con eso me quedo tranquila, ya que se divierte y ríe con la manera de ser de Agus pero no comparte alguna de las cosas que hace. 
Y la valoración la máxima, porque de verdad que le ha encantado.

Lo mejor: el “bla, bla, bla”, el final, lo del chihuahua. 
Lo peor: nada.
VALORACIÓN:

También Puede Interesarte

2 confesiones

Suscríbete