2013

Reseña literaria: Dioses de papel #1 Tinta

10:30


Dioses de papel #1: Tinta
Título original: Ink
Autora: Amanda Sun
Editorial: OZ
Género: J.R.Paranormal
Cubierta: rústica con solapas
ISBN: 9788494112362
Edición: 2013
Páginas: 334
Precio: 17,90€

La tinta está en su sangre y con el amor, cobra vida.

Después de una tragedia familiar, lo último que quiere Katie Green es mudarse a Japón con su tía, pero no le queda otra opción que aprender el idioma y adaptarse a sus costumbres.

Cuando conoce a Tomohiro, un maestro del kendo, se siente inmediatamente intrigada por él, pero a la vez asustada porque cuando están juntos ocurren fenómenos extraños: los bolígrafos explotan, surgen gotas de tinta de la nada y los dibujos cobran vida. Pero lo que Katie no sabe es que Tomohiro está emparentado con los antiguos dioses del Japón y la relación con ella hace que pierda el control de sus habilidades.

Hay personas interesadas en utilizar ese don para sus propios fines y están empezando a hacer preguntas. Katie nunca quiso mudarse a Japón, ahora quizá no salga de allí con vida.

EXTRAS:
Lee las primeras páginas.
OPINIÓN PERSONAL:
Este es un libro que ambicioné desde que vi su preciosa portada y leí la atrayente sinopsis.
Es una novela juvenil que nos traslada a Japón de la mano de Katie, su protagonista y narradora, una chica que por circunstancias de la vida, tras morir su madre, se ve obligada a dejar los Estado Unidos y mudarse a Asia con su tía Diane, debiendo afrontar lo que eso conlleva:  un cambio de cultura, idioma y amigos.
—Me gusta Beethoben —respondió—. Sus canciones suelen ser tristes, pero siempre hay un rayo de esperanza en ellas. Me gusta eso, la creencia de que todavía hay esperanza en este mundo.
Yuu (nombre que asocié ya desde el comienzo al del protagonista de Marmalade Boy / La familia crece) es un alumno aventajado en Kendo, tan atractivo y disciplinado, como misterioso y frío en apariencia. Un chico que maneja la pluma con tanta soltura como la espada de bambú y que oculta un secreto, mostrando en ocasiones dos caras muy distintas: la dulce y la oscura. Una persona con la que Katie tiene más cosas en común de las que espera, como la pérdida de una madre.
—La gente te dice que lo olvidarás —afirmó de pronto, y el sonido de su voz me sobresaltó—. Que te acostumbrarás, que es mejor seguir adelante. No se dan cuenta de que no puedes, de que ya no eres la misma persona.
(...)
—No dejes que te digan que estarás bien —continuó mientras me miraba con urgencia. Sus ojos marrones reflejaron la luz del sol y pude ver lo profundos que eran antes de que el flequillo le cayera encima. Se echó las mechas a los lados con sus finos dedos; no pude evitar preguntarme qué tacto tendrían las puntas de sus dedos—. Enfádate, Katie Greene. No la olvides. Porque siempre habrá un vacío en tu corazón. No tienes que llenarlo.
Cuando Katie cree que su vida no puede complicares más, siendo la extranjera de la zona y teniendo algunos roces con Yuu, del que sospecha que esconde algo, conoce a Jun, un chico de otro instituto que muestra interés en ella. Es amable, cercano y divertido y siempre se lo encuentra cuando menos lo espera.

La novela parte de una premisa muy interesante, tomando como base la estructura de un libro juvenil convencional y aderezándolo con toda la magia que solo las tradiciones niponas y su estética pueden otorgarle.
Los mitos y leyendo cobran forma, nunca mejor dicho.

Capítulo tras capítulo, algunos salpicados de dibujos y pequeños detalles, nos imbuimos en esa cultura, que tanto nos atrae a los devoradores de animes, disfrutando de alguna palabra en japonés (perfectamente traducida abajo y en un interesante glosario) y de curiosidades en cada página.
(...) colocaron una gran saca, un árbol de bambú en la secretaría. Las hojas de bambú se extendían como las de un árbol de navidad, y los alumnos abarrotaban una mesa cercana repleta de papeles cuidadosamente apilados.
—Es el Tanabata —me contó Yuki mientras escogía un suave papel amarillo.
—¿Tanabata?
—El festival de los amantes. Dos estrellas del cielo se encuentran sólo en esta época del año, y el resto del tiempo están obligados a estar separados. Mientras que los amantes están juntos, nuestros deseos pueden hacerse realidad.
El estilo de la autora es sencillo, sin artificios. Prioriza los diálogo, pero sin dejar de lado la narración, y describe con precisión cuando la historia así lo pide.

El pero que tiene -a mi parecer- es que al tratarse de una primera parte resulta bastante introductoria,  pese a que desde el principio vamos siendo testigos del elemento sobrenatural de la novela, pero es en las ultimas páginas donde gana ritmo, dejándonos con ganas de más.

En cuanto a la edición, Oz ha mejorado muchísimo desde sus primeros libros, y el interior está muy pulido, contando además -como ya he comentado- con algunos dibujitos.

Lo mejor: la ambientación y el tema de los kamis.
Lo peor: no es malo en sí, pero guarda muchas semejanzas o paralelismos con otras historias juveniles en cuanto a estructura y desarrollo.

VALORACIÓN:



También Puede Interesarte

5 confesiones

  1. A mi me gusto algo más, es que la ambientación es extraordinaria y la historia me engancho por completo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola mi niña, tiene buena pinta este libro. besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Tengo muchísimas ganas de leer este libro! Espero poder empezarlo pronto.
    ¡Gracias por la reseña!

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, guapa!
    Tengo muchas ganas de leerlo. Su historia y su portada me llama muchísimo <3
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  5. Tengo bastantes ganas a este libro, ademas, amo las ediciones bonitas^^
    Besos

    ResponderEliminar

Suscríbete