2012

La pluma del querubín: El dragón Simón

10:00

Título: El Dragón Simón y la gran competición
Autora: Mercè Arànega
Editorial: Edebé
Colección: El Dragón Simón
Ilustración: Mercè Arànega
Edad: A partir de 3 años
ISBN: 9788468303688
Páginas: 40
Precio: 8,10 €

Sinopsis: 
El Dragón Simón es un pequeño dragón volador que escupe fuego por la boca, pero no da ningún miedo. Tiene un gran corazón y siempre está dispuesto a ayudar a sus amigos. Si quieres conocerlo, sólo tienes que leer sus divertidas aventuras. También te propone simpáticos juegos al final del libro.

Opinión personal:
Como madre y profesora, le presenté a mi hijo de seis años este libro con una gran sonrisa expectante en los labios. Y es que yo ya lo había leído y sabía lo que había dentro, al igual que sabía que uno de los problemas de mi peque es que es muy competitivo y quiere ganar siempre.

En El dragón Simón nos encontramos con un dragoncito de dicho nombre que participa, dentro del equipo Alitas, en una competición. Se trata de realizar tres carreras y ver qué equipo gana más. Al principio, cuando los Alitas ganan, veo a mi hijo muy contento: el protagonista, corriendo muy rápido, ha conseguido la victoria a su equipo. Él, por supuesto, ya se está viendo como si fuera ese dragón tan veloz que gana siempre. El problema viene cuando en la segunda carrera pierden. El peque ya me mira mal: ¿qué libro le he dado donde el dragón protagonista pierde? Porque él, por supuesto, siempre gana (y si no se enfada). 

Cuando llega la tercera carrera, yo sigo muy atenta a ver cómo reacciona mientras nos lee el libro en voz alta a mí y a su hermano pequeño. En el momento en el cual el protagonista se tropieza, se cae y por su culpa pierden... ¡uf!, vamos, casi cierra el libro y deja de leer. Y ahora viene lo que a mí me ha parecido una gran enseñanza de este cuento, pues no se limitan a decirle a Simón: "lo importante es participar". Anda que no le digo yo eso mil veces y le enseño con el ejemplo, mostrándole claramente cuando yo pierdo en algo y no por ello me enfado o dejo de intentarlo... pero sigue queriendo ser el mejor en todo. Así pues, me alegro mucho cuando el dragoncito hace una versión exagerada de lo que haría un niño si le dejáramos: se esconde, se enfada, no quiere ni comer ni hablar con nadie. Y eso, leerlo así en el cuento, llega más a los pequeños que un simple "está bien, no he ganado pero me he divertido". Al final, el dragón sale y bien grande y en negrita, nos da su enseñanza. Sin embargo, mi hijo no piensa "vale, más de lo mismo; otra vez eso de que da igual perder ". Lo difícil que ha sido para Simón asumir esa enseñanza hace que mi peque mire el libro con el ceño fruncido. Por supuesto, para él lo más importante sigue siendo ganar, pero estoy segura que, gracias al dragón Simón, he conseguido sembrar en él una semillita de duda.

Por lo demás, el libro cuenta la historia con un lenguaje adecuado a los primeros lectores (solo he tenido que ayudarle con un par de palabras), no se hace demasiado largo y tiene unos dibujos muy simpáticos. Por ejemplo, la dragoncita tiene un corazón por nariz gracias al cual mi hijo más pequeño enseguida la ha identificado como chica. Está lleno de enseñanzas, como que antes de hacer deporte hay que calentar. Hemos observado que hay dibujos donde los elementos se repiten una vez, dos, tres, cuatro... Por ejemplo 1 silbato, dos aletas, dos pájaros, tres dragoncitos, tres flores rosas... puede venir bien a las mamás para que sus hijos más pequeños practiquen los números y los conceptos de uno-dos-tres o uno-muchos. Al final, hay una guía para padres donde indican una serie de temas que puede reforzar el libro, como el afán de superación. En todo caso, a mí me gusta más abrirlo, perderme entre sus páginas y dejar que ellos me vayan guiando.

Lo mejor: El trato de la competitividad. La curiosa y útil repetición de dibujos agrupados en números sencillos.
Lo peor: Nada

Valoración:

También Puede Interesarte

3 confesiones

  1. Parece un cuento muy mono para los niños, yo también he sido siempre bastante competitiva como tu hijo, me hubiera venido bien de pequeña jeje!
    Un beso =)

    ResponderEliminar

Suscríbete