2012

Reseña literaria: El camino de los Reyes, de Brandon Sanderson

11:30

La Guerra de las Tormentas #1: El Camino de los Reyes (1/10)
Título Original: The Way of the Kings
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Ediciones B
Traducción:
Género: Fantasía
Cubierta: Rústica / Solapas
ISBN: 9788466647946
Edición: 2012
Páginas: 1.189
Precio: 24,00€




Sinopsis:

En Roshar, un mundo de piedra y tormentas, extrañas tempestades de increíble potencia barren el rocoso territorio de tal manera que han dado forma a una nueva civilización escondida. Han pasado siglos desde la caída de las diez órdenes consagradas conocidas como los Caballeros Radiantes, pero sus espadas y armaduras aún permanecen. En las Llanuras Quebradas se libra una guerra sin sentido. Kaladin ha sido sometido a la esclavitud, mientras diez ejércitos luchan por separado contra un solo enemigo. El comandante de uno de los otros ejércitos, el señor Dalinar, se siente fascinado por un antiguo texto llamado El camino de los reyes. Mientras tanto, al otro lado del océano, su eminente y hereje sobrina, Jasnah Kholin, forma a su discípula, la joven Shallan, quien investigará los secretos de los Caballeros Radiantes y la verdadera causa de la guerra. Resultado de más de una década de planificación y construcción de universos, El camino de los reyes es el primer tomo de La Guerra de las Tormentas, una saga que constará de diez volúmenes. 


El autor:
Ampliamente aclamado por su trabajo al completar La Rueda del Tiempo de Robert Jordan, Brandon Sanderson comienza ahora un gran ciclo propio, una fantasía épica en proceso de creación. Sanderson es, junto a George R. R. Martin y J. R. R. Tolkien, uno de los autores con mayor presencia en la lista de más vendidos del New York Times. Brandon Sanderson creció en Lincoln, Nebraska. Vive en Utah con su esposa e hijos y enseña escritura creativa en la Universidad Brigham Young. Su primera novela publicada, Elantris (2005), fue recibida por el público y la crítica como una interesantísima renovación del género de la fantasía. También ha publicado una brillante trilogía: Nacidos de la Bruma (Mistborn) y ha sido elegido como el redactor final de A Memory of Light, el último volumen de la famosa serie La Rueda del Tiempo que el fallecido Robert Jordan no pudo terminar. El camino de los reyes se erige como la primera parte de una magna y descomunal trilogía, La Guerra de las Tormentas, una gran saga épica llena de leyendas, mitologías y revoluciones en el ámbito de la magia.


Opinión Personal:
He leído todas las novelas de Brandon Sanderson que hay publicadas en España. Elantris me sorprendió y me encandiló, la Trilogía de los nacidos de la bruma me hizo quitarme el sombrero ante su dominio de las tramas, El Aliento de los dioses, si bien me pareció similar en varios aspectos a las obras anteriores del autor y flojear un poco, me gustó mucho también. 


Pero El camino de lo reyes ha reafirmado algo que ya sabía: Brandon Sanderson es uno de mis autores favoritos. Además, esta novela acaba de convertirse en mi preferida. De hecho, a esta reseña le pongo 5 plumas porque no puedo ponerle más. La novela es absorbente desde la primera página, hace que no la sueltes y, en las más de tres semanas que me ha durado, donde en vez de escribir he dedicado mi tiempo libre a leerla, he llorado, he reído, he soñado. 


Me encanta, no por su trama (que es muy buena), ni por su prosa (que en ocasiones es sencillamente perfecta), sino porque tiene alma. Aparte de poner algunos fragmentos que me han gustado en especial y de hablar un poco sobre los personajes, solo puedo decir que me la guardo para cuando mis hijos lleguen a la adolescencia. A través de un mundo injusto, a través de un muchacho que quería (o no…) ser guerrero, a través de una joven estudiosa que se cuestiona la moralidad… este libro es perfecto para enseñar a los más jóvenes lo que de verdad importa.


“-Quiero que volváis al barracón y le digáis a los hombres que salgan después de la tormenta. Decidles que vengan a verme atado aquí. Decidles que abriré los ojos y los miraré, y así sabrán que sobreviví. Los tres hombres guardaron silencio. -Decidles –continuó Kaladin, la voz más firme- que no acabará aquí. Decidles que decidí no quitarme la vida, así que de ninguna de las maneras voy a entregársela a Sadeas, por Condenación. Roca mostró una de sus amplias sonrisas. -Por los uli`tekanaki, Kaladin. Casi creo que lo vas a hacer” 


Aunque pueda parecer lo contrario, este momento tan parecido con los nacidos de las brumas, no inicia una religión. Pero sí la esperanza.



“Estaba llorando. La madre de Kaladin lloraba también. Agarró de nuevo a Tien. -¡Padre! –dijo Kaladin, volviéndose, sorprendido ante lo confiado que se sentía. Lirin se detuvo, de pie bajo la lluvia, un pie en un charco donde los lluviaspren se arremolinaban. Se alejaron de él como babosas verticales. -Dentro de cuatro años, lo traeré sano y salvo a casa –dijo Kaladin-. Prometo por las tormentas y el décimo nombre del mismísimo Todopoderoso. Lo traeré de vuelta”.


Para los que hayan leído Los Juegos del Hambre, aquí no se acepta a un voluntario para salvar al hermano menor del ejército. Y aquí su familia solo puede sentir horror porque pierden a dos hijos, no a uno, y porque todas sus esperanzas en su formación acaban de destrozarse. Pero… ¿cómo dejar solo al hermano pequeño, a ese mismo que está asustado y mirando de frente a la muerte? En este fragmento aparecen los lluviaspren. La novela está llena de ellos, no dejando muy clara su función pero dando pistas desde el principio, sobre todo en la forma de una spren del viento.

“-No lo sé. Deberíamos irnos. Tiene sentido. Tenemos dinero. Aquí no nos quieren. El consistor nos odia, la gente recela de nosotros, el propio Padre Tormenta parece querere aplastarnos (…) Pero hay un lazo entre el hogar de un hombre y su corazón. He cuidado a esta gente, Kal. He ayudado a que sus hijos nacieran, he soldado sus huesos, he sanado sus heridas. Has visto lo pero de ellos, estos últimos años, pero hubo una época antes que eso, una buena época.”


Los personajes principales son Kaladin, Shallan y Dalimar. Kaladin es… bueno, poco a poco se va viendo lo que es, algo que estaba relegado a las leyendas. En un principio, es el hijo de un cirujano y comenzamos a verlo desde los ojos de un joven soldado al que no consigue salvar la vida. Es el hombre que, cuando no hay esperanza, sigue luchando, no por él, sino por los demás. Al final, en una batalla, tiene una frase que es sencillamente sublime. Shallan es una joven ojos claros (noble) cuya familia está en problemas y es mandada a robar un valioso objeto. Su moralidad entrará en juego y sus dibujos son más de lo que parecen. Dalinar es el hermano del difunto rey. Un guerrero que, cuando llegan las Altas Tormentas, tiene visiones del pasado que nadie cree. Unas visiones que le dicen que debe unir a todos ya que una gran amenaza, una que todos creían leyenda o extinta, va a volver. En ese aspecto, los Vaciadores me recuerdan a los que vagan por el Invierno de Juego de Tronos. Este libro es como esperar ese momento, desear que los personajes se encuentren (que no lo hacen todos), seguir ese  
Camino antes que Destino y, cuando lo acabas, esperar a que pueda llegar a tus manos el segundo volumen. 


Lo mejor: tiene alma.
Lo peor: nada.


Valoración:




También Puede Interesarte

4 confesiones

  1. Tenía ganas de leer alguna reseña de este libro. No he leído nada de este autor, pero descubrí el libro anunciado por algunos blogs como novedad y me llamó mucho la atención, es el estilo que me suele gustar y ya con tu reseña casi seguro que le doy una oportunidad. ¡Un besote! =)

    ResponderEliminar
  2. Magnífica reseña Amaya.
    Besazosss
    Lu

    ResponderEliminar
  3. A mí también me encantó el libro, y sí, Sanderson es de mis autores favoritos. El aliento de los dioses me pareció el más flojo de los suyos que he leido, pero este y Elantris son una maravilla. Un soplo de aire fresco en la Fantasía, este tío es un genio creando mundos.

    Gracias por la reseña, nos leemos ;)

    ResponderEliminar

  4. Me gusta mucho la historia y sus personajes, pero decepciona que un libro de este nivel tenga o tendrá un triangulo amoroso como una castillo de grande, en eso pierde originalidad. Lo único que consigue es que al final ella caiga mal. A ver si Kaladin se enamora de Adolin y lo hace más interesante.

    ResponderEliminar

Suscríbete