2012

Reseña literaria: La última sombra, de Agustín Lozano

9:00

Autor: Agustín Lozano de la Cruz
Editorial: Ajec
Género: Terror
Cubierta: Rústica  / Solapas
ISBN: 9788415156291
Edición: 2012
Páginas: 240
Precio: 14,95 €


Sinopsis:
Una fotógrafa devoradora de novela negra se encuentra con su Marlowe particular, que resulta ser localizador de cine y aficionado al cuento clásico de vampiros. Ambos son norteamericanos, ambos están de viaje en Sintra tras los pasos de Lord Byron. El romance no se hace esperar, como tampoco las dificultades, que parecen surgir a partir de las obsesiones de los protagonistas: una sombra que recibe el intrigante nombre de Harry Lime vigila a la pareja, mientras que la atmósfera propia del terror sobrenatural se va insinuando sobre ellos. Desde Sintra volarán juntos a Roma, y allí el viaje mutará en huida, perseguidos por amenazas cada vez más tangibles, en una partida que ellos mismos dispusieron sobre un tablero que creían sólo figurado. ¿Cuánto hay de imaginado, cuánto de cierto en nuestras obsesiones? ¿Puede la encrucijada de influencias cinematográficas y literarias que nos configura suplantar la realidad misma? Bajo la tutela de Borges o Rilke acaso el juego, la simulación, el intercambio de identidades pueda traspasar las fronteras de lo real. La última sombra es la segunda novela de Agustín Lozano de la Cruz, y se mueve entre la narrativa noir, el espionaje y el terror gótico. O tal vez no se trate de nada de ello, sino de una fabulación decantada a partir de los confusos límites entre realidad y fantasía.


Opinión personal:
Comencé la novela con muchas ganas, pues no solo se trataba de una finalista del premio Minotauro del año pasado y del premio ciudad de Badajoz, sino que trataba un tema que me gusta: lord Byron, Polidori y los Shelley; sus vidas, obras y muertes dotadas de un halo sobrenatural.

Sin embargo, nada más empezar a leer me llevé una impresión que ha perdurado a través de toda la obra. La escritura es impecable, está muy cuidada y cada frase parece ser perfecta; pese a ello, es como si le faltara “alma”. Las frases están muy bien construidas, el texto es de ritmo lento, dándonos a conocer a los personajes e introduciéndonos poco a poco en un misterio cuya respuesta parece ser una criatura imposible y sobrenatural. Pero esa carencia de la que hablo hace que cueste seguir leyendo, que el texto se pueda volver incluso pesado.

Hay una frase que me marqué para esta reseña, es la que nos dice el porqué del título y me ha parecido preciosa:
…define a la muerte como “la cara de la vida que no nos está iluminando”. Por eso me gusta concluir que Byron, Shelley, Keats, Rilke… todos ellos buscaban la última sombra. Fue al decir esta última frase cuando Emm, al fin, tomó el vaso de vino rosado y burbujeante y se lo llevó a los labios.


La novela está escrita desde los puntos de vista alternativos de los dos protagonistas, Emm y Sam. Resulta curioso ver el mismo acontecimiento desde dos puntos de vista. El ritmo es lento, resolviendo el misterio poco a poco, aumentando la credibilidad de lo increíble paso a paso; el autor cuida los detalles y se centra en la psicología de los dos personajes principales.

Lo mejor: el tema que trata y la cuidada prosa del autor.
Lo peor: no engancha, la acción es demasiado lenta.


Valoración:



También Puede Interesarte

0 confesiones

Suscríbete