2012

Reseña literaria: Parque Muerte, de Fernando Lalana

11:25

Autor: Fernando Lalana
Editorial: Edebé
Género: Infantil
Cubierta: Rústica / Solapas
ISBN: 9788468304281
Edición: 2012
Páginas: 232
Precio: 8,60 €
*Premio Edebé de Literatura Infantil 2012.


Sinopsis:
Fue Eufemiano Cordiales, asesor de imagen y jefe de prensa de la multinacional armamentística española «Pistolas y proyectiles, S. A.», quien propuso crear PARQUE MUERTE para mejorar la mala imagen de la empresa atrayendo a niños y familias. 

Según él, a los niños la muerte les fascina. La muerte todo lo que tenga que ver con ella: los cementerios, los vampiros, los zombis, los crímenes, los ataúdes crujientes, los fantasmas, las funerarias, las autopsias… Y en efecto, todo funcionó según sus planes hasta que, al cumplirse un año de su inauguración, se produjo una situación realmente inaudita y, en cierto modo, aterradora, que podía dar al traste con los planes de sus propietarios, una situación que, por supuesto, se ocultó a la opinión pública. Entonces decidieron contratarme como detective privado. 

En Parque Muerte, Lalana quería hablar con su humor, a veces sarcástico y con doble sentido, de un tema incómodo, no habitual en la literatura infantil: el suicidio y la muerte. Con el escenario de un peculiar parque temático, el autor nos sumerge en un relato de intriga, fantasía y amor, en el que los muertos parecen vivos y los vivos se visten para parecer muertos.


Opinión personal:
Es una novela infantil no apta para los más pequeños, por la crítica social y los temas de la muerte y el suicidio que trata.

De lectura ágil y amena, nos introduce con ironía en un parque temático creado para limpiar la imagen de los fabricantes de armas. Por la descripción de la contraportada (“a los niños la muerte les fascina. La muerte todo lo que tenga que ver con ella: los cementerios, los vampiros, los zombis, los crímenes, los ataúdes crujientes, los fantasmas, las funerarias, las autopsias”), me imaginaba que me iba a encontrar con una descripción detallada de un parque de este tipo, quizá al observar que, efectivamente, a los niños más pequeños les encantan los monstruos. Sin embargo, no esto lo que hay entre sus páginas (y las descripciones del parque son una crítica social demasiado macabra para los primeros lectores), sino una resolución de un misterio.

En la novela hay dos recursos literarios que me han gustado especialmente: el engaño de creer que el protagonista, por haber estado en la legión (y otras pistas varias) tenía que ser un hombre y que de repente se dirija a un personaje en primera persona. Aunque no desvelaré el motivo para no hacer spoiler. Por otro lado, el porqué de los suicidios en el parque no me ha gustado demasiado. Me ha parecido un modo sencillo de resolverlo, aunque tiene la dosis de imaginación que le puede gustar al público al que va dirigido.

Por último, ha tratado un tema muy delicado y, en algunos momentos, más que en otros. Por ejemplo, imagino que decir que si uno, para matarse, tiene que coger un avión se lo piensa y no lo hace, es un modo de quitarle “hierro” al asunto. Pero también puede herir susceptibilidades. 

Lo mejor: la increíble pluma del autor.
Lo peor: nada.


Valoración:

También Puede Interesarte

0 confesiones

Suscríbete