crónica de la presentación de cielo rojo en zaragoza

Crónica de la presentación de Cielo rojo en Zaragoza

10:00

CRÓNICA ESCRITA POR GEEKANDELA

El pasado jueves 11 tuvo lugar en el Centro Pignatelli de Zaragoza la presentación de Cielo rojo, la última novela de David Lozano, publicada por la editorial SM. En el vestíbulo se vendían ejemplares del libro, entre otros del mismo autor, y se repartían muestras gratuitas con los primeros capítulos, además de chapas de la novela y bolsas de papel de edición especial si comprabas algún ejemplar -aunque nosotras pedimos un par de ellas y nos las dieron sin problemas. El acto iba a dar comienzo a las 19:30, pero un cuarto de hora antes ya estaba la sala a rebosar de gente. Llegó a llenarse por completo, tanto que los más rezagados tuvieron que quedarse de pie al fondo.

Llegó la hora y subieron a la tarima Berta Márquez, editora de Literatura Infantil y Juvenil, David Lozano, protagonista de la velada, y Begoña Oro, autora de Pomelo y limón y maestra de ceremonias. En primer lugar, la editora de SM hizo una pequeña introducción y nos puso el tráiler de la novela. Dio paso entonces a Begoña Oro, que con desparpajo y comodidad empezó a hablar de David Lozano, sus libros y la novela que nos ocupaba aquella tarde.

Begoña nos sorprendió a todos cuando sacó un regalo que tenía para David. Sin dejar de bromear, lo abrieron, y resultó ser una matrioska, las muñecas rusas huecas que albergan dentro de ellas otra muñeca, y así sucesivamente. Entonces Begoña dijo que ellos tres, los tres que estaban en la mesa, iban a hacer un pacto como el de las primeras páginas de Cielo rojo, en que tres amigos juran volver a encontrarse en 10 años o una maldición caerá sobre ellos. Le dio a David la muñeca grande, a Berta la mediana y se quedó ella con la pequeña, y dijo que aquel iba a ser el Pacto del Pignatelli, y que en 10 años ellos tres debían volver a reunirse, y aún más, que por lo menos tres personas del público habrían publicado un libro. A lo que David comentó bromeando “¿Y para qué competencia? ¿No pueden dedicarse a pintar?”.

Begoña sin embargo no había terminado, y es que representó el miedo y el suspense de las obras de David sacando de su pequeña matrioska una marioneta de un lobo. Le preguntó a David que qué veía ahí, a lo que él contestó que algo muy tierno, y ella dijo “Que David vea en un lobo algo muy tierno dice mucho de él”. La cosa no quedó ahí, y es que dentro del lobo había algo más: un globo rojo con forma de corazón, porque a pesar de los misterios y el miedo, en los libros de David se puede encontrar amor, en mayor o menor medida, pero siempre está ahí. Seguidamente hizo a David inflar el globo.

De Cielo rojo comentó que los personajes tenían una densidad emocional inmensa, y que David dominaba a la perfección el pulso narrativo. Cielo rojo, dijo, es una novela llena de sorpresas, como las matrioskas, y expone una “forma suprema de relación humana”. En definitiva, que nos dejó a todos -los que no la habíamos leído- con la impresión de que las personas y los sentimientos eran muy importantes la historia.

Terminó Begoña, dejándonos a todos con muy buen sabor de boca -tanto por lo que había contado de la novela y el modo de hacerlo como por lo mucho que nos habíamos reído con sus comentarios y sus bromas-, y pasó a hablar David. Nos contó que con Cielo rojo él había querido madurar como autor, lo que él tradujo bromeando en “Matar menos personajes”, pero ya nos dijo que no lo había logrado, que la muerte aparece ya en la segunda página. Sí que había intentado trabajar más con los sentimientos, y considera que esto lo ha logrado.

“¿Por qué Ucrania?”, nos dijo. Porque vio un documental sobre la ciudad de Prípiat que le fascinó. Prípiat es una ciudad fantasma al norte de Ucrania que fue evacuada cuando explotó el reactor de la central nuclear de Chernóbil hace 25 años, y desde entonces no ha vuelto a ser habitada por los altísimos niveles de contaminación. El acceso a la zona está controlado, aunque se permiten visitas turísticas de corta duración. David nos puso en la presentación una proyección de imágenes de Prípiat que nos dejaron los pelos de punta. A raíz de esto nos contó que a él le encanta documentarse cuando se dispone a escribir, y que para Cielo rojo no pudo ir a Prípiat -aunque lo tiene pendiente-, pero habló con mucha gente e investigó sobre ello.

Volvió a la idea de que en la novela predominan los sentimientos, además del suspense y las falsas realidades.

Por último, antes de pasar a las preguntas, nos habló de la novela transmedia, un género que empieza a desarrollarse y a tomar forma en estos últimos años. Consiste en llevar más allá del papel la historia, es decir, apoyarla en elementos exteriores y reales, como puede ser un blog o un grupo de música -como en este caso-. Son anexos que no son imprescindibles para leer la novela y disfrutarla, pero que hacen que la trama se vuelva más verosímil y tangible, y provoca que el lector se meta más en ella. Cielo rojo es un ejemplo de novela transmedia: podemos seguir el blog de uno de los personajes y escuchar las canciones de otro. Explicado esto, David presentó a Rebecca Welsh, una de las protagonistas de la novela, que nos deleitó con una actuación en directo.

Y llegó el turno de las preguntas. Con motivo del reciente anuncio de que habrá película de La Puerta Oscura, le preguntaron si en caso de querer llevar al cine Cielo rojo el hecho de que sea novela transmedia podría suponer un obstáculo, a lo que David contestó que no. Otra pregunta fue respecto a la portada, si suponía un alegato comunista, con la E invertida y la estrella y el predominio del rojo -me gustó esta pregunta-. David dijo que no tenía en absoluto connotaciones políticas, que de hecho era un tema que no le gustaba, que él es apolítico. También nos habló del título, y nos contó que siempre le cuesta elegir títulos, que en este caso le salían todo títulos de terror ochentero. Con la editorial estaba finalmente barajando dos cuando se le ocurrió preguntar en un colegio al que había acudido a dar una charla. Y entre Estás en mí y Cielo rojo ganó el segundo por mayoría. Una pregunta muy interesante que le hicieron fue sobre la difusión de la novela a nivel internacional. Se tocó el tema de América Latina, y al parece Cielo rojo va a llegar a gran parte de los países suramericanos -y con buena acogida, como están comprobando-, luchando contra la dificultad que existe allí de edición y adaptación de los libros españoles. También se le preguntó sobre la edad recomendada de Cielo rojo, por aquello de que los libros de David están siempre plagados de muerte y escenas algo violentas, a lo que él contestó: “Como yo cobro por libro, a partir de los 4 años [risas]”. La editorial lo recomienda a partir de edades de 13-14 años.

Respecto a la adaptación de La Puerta Oscura a guión de cine le preguntaron si le iba a retirar del panorama literario por un tiempo, y él dijo que “son dos oficios distintos, pero no olvido que el mío es el de escritor”. Asimismo se le preguntó si no temía que sus lectores se sintieran decepcionados con el resultado de la película, él dijo que “debemos asumir que es una adaptación ,que ciertos aspectos no van a coincidir. Hay que sacrificar tramas secundarias, episodios, escenarios, etc. Son historias independientes”. Comentó también que el rodaje va a ser en inglés, y que no se sabía nada todavía de posibles actores. Contó que dependiendo de la acogida de la película la productora se plantearía si seguir con el segundo y tercer libro o no.

En cuanto a sí mismo como escritor, nos dijo que le costaba más el desarrollo de una historia que el planteamiento, y respondiendo a si se inspiraba en gente de su alrededor para crear personajes, dijo que no, que trataba de evitarlo, por si se veía luego en la necesidad de matarlo [risas]. Aunque sólo mata cuando es estrictamente necesario [más risas]. Se dedica a coger pequeños detalles de lo que ve: peinados, formas de vestir, etc. También contó que tiene en mente un proyecto dirigido a un público más infantil, y también una novela juvenil histórica en torno a la Inquisición.

Sobre las 21h. se dio por terminado el acto, y nos invitaron a todos los asistentes a acudir a un café del centro de Zaragoza a tomar algo, a cuenta de la editorial, cosa que nos sorprendió gratamente a todos. David estuvo un buen rato firmando ejemplares y hablando con sus lectores y luego fue con sus amigos y familiares al lugar, donde estábamos un pequeño grupo ya tomando algo con Begoña Oro. Charlamos y charlamos, sobre libros, series, etc. Como siempre que nos reunimos, fue una velada muy agradable.

Se hacía tarde y llegó el momento de despedirnos. La presentación de Cielo rojo nos encantó a todos, nos lo habíamos pasado muy bien con las bromas y el cachondeo de David y Begoña. ¡Esperamos el próximo evento literario en la ciudad con ganas!

Páginas de interés:

» Página oficial de David Lozano http://davidlozano.net


» Página oficial de Begoña Oro http://www.begonaoro.es


» Página oficial de la editorial SM http://www.grupo-sm.com

» Prípiat en la Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Pr%C3%ADpiat

Transmedia de la novela:

» Música: Rebecca Welsh http://www.myspace.com/rebecca_welsh
» Blog con averiguaciones sobre la leyenda del Chudovishche http://santonovich.wordpress.com/

» Blog secreto de uno de los personajes http://cekpet.wordpress.com/

También Puede Interesarte

0 confesiones

Suscríbete