3 PLUMAS

Reseña " Tres profecías", de Jordi Nogués Aymerich

16:40

Tres profecías I: Íroas, hijos de los dioses
Autor: Jordi Nogués
Editorial: Nowevolution
Cubierta: Cartoné / Solapas
ISBN: 9788492826673
Edición: 2011
Páginas: 443
Precio: 21,95€





Sinopsis:
La saga, básicamente, narra la caída de la Atlántida, el famoso continente que Platón describió en la Grecia Clásica, 2.500 años atrás.
El argumento está situado en la Grecia Arcaica del siglo VIII a.C. Allá un joven ateniense es elegido por los Dioses Olímpicos como Íroas (Héroe) para luchar contra la amenaza atlante; recibe los poderes de la Diosa Althea, que se presenta a él en forma de loba cavernaria. El protagonista participa en los Juegos Olímpicos y en la colonización por todo el Mediterráneo. Estos dos hechos lo marcarán para toda la vida: se hace hombre, conoce a la mujer de su vida y se convierte en el personaje que Zeus y Hera (las máximas divinidades olímpicas). Como hombre sufre las vicisitudes derivadas de su condición: amor, amistad, pérdida, desesperación, resignación, lucha. Como Íroas disfruta del poder de los Dioses y de sus beneficios.

Las profecías
Primera Profecía:
Un hombre tocado por los dioses helenos será vuestro enemigo; la naturaleza estará con él. La Atlántida caerá
Amón- Ra, Oasis de Siwa

Segunda Profecía:
Una mujer será su gran amor; su pérdida le transformará en un demonio, un asesino, un violador de mujeres.
Adivina de Mégara.

Tercera Profecía.
Zeus y Hera le vigilan. Sufrirá una metamorfosis cual mariposa.
Apolo, Oráculo de Delfos.

Opinión personal:
Lo cierto era que tenía muchas ganas de leer un libro histórico sobre Grecia. Y por la contraportada, el libro tenía muy buena pinta. Además, el autor da unas páginas de aclaración al lector de porqué ha escrito este libro y al leerlo piensas “va a estar muy bien”. Y nada más empezar todas las expectativas se caen por el suelo. Con erratas como poner una coma entre dos espacios o falta de coherencia interna en más de una frase a lo largo de los primeros capítulos. Y ya no hablaré de mis problemas para imaginarme cómo puede ser una piedra onfálica girando sobre el agua. No encuentro el adjetivo en la RAE y por internet solo veo ombligos. Me he quedado con la duda y me encantaría saberlo, pues para mí uno de los atractivos de la novela era aprender cosas sobre una época que desconozco.

Quebraderos de cabeza que me dieron  las primeras hojas aparte, confesaré que estuve a punto de no seguir leyendo. Sobre todo cuando aparecen los pegasos. El autor dice en la introducción que su imagen ha tenido para el una plasticidad casi poética. Sin embargo, en la descripción dada de su descenso del cielo no es que no lea esa plasticidad, es me cuesta imaginármelos por lo poco que me transmite ese fragmento. Así que decido dejer de seguir teniendo expectativas elevadas y seguir leyendo. Y hago bien, porque después del inicio, la historia engancha. E incluso tiene escenas que son de verdad preciosas. De esas que te hacen seguir cada línea con el aliento contenido y tan solo soltar el aire cuando acabas de leerlas. Y están en otras partes, no en la descripción de los caballos alados. En otros momentos, como cuando el protagonista se encuentra con la chica en el río, donde no las esperas y por ello son aún más agradables de leer y hacen que la mala opinión que yo me hice de la novela al comenzar a leerla cambie. Y ese cambio se ve apoyado por otros factores, como  el hilo de la historia que se sigue bien. O la originalidad del libro. Y si a eso le unimos lo propio de una novela histórica, que es descubrir un periodo que no has vivido, puedo quedarme tranquila haciendo esta reseña porque la novela me ha resultado entretenida. Y si bien en momentos ha sido tan aburrida que me habría saltado fragmentos, en otros ha sido sublime.

Lo mejor: La descripción de los entrenamientos y los juegos olímpicos. Algunas escenas muy logradas.

Lo peor: Aparte de las erratas y las frases sin coherencia ya citadas, la loba. Son demasiados diálogos entre el protagonista y la divinidad menor. Además de una frasecita que directamente copio: “Cuando pienso en la cantidad de higos femeninos sedientos de placer me da un nosequé”.


Valoración:


También Puede Interesarte

11 confesiones

  1. Gracias por tu sincera reseña.
    La verdad es que no me acaba de convencer, pero igual le doy una oportunidad. Por el momento, tengo otros libros que me apetece leer antes.

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  2. Como ya digo en mi blog, no quiero ofender a nadie, que yo no soy la más indicada para reseñar. Y, tras el principio, me ha gustado leer el libro. Tan solo es que pienso que el autor puede hacerlo mucho mejor.

    ResponderEliminar
  3. que bueno! pues me gustaria muchisimo leerlo!

    besos!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el tiempo invertido y por la reseña. Seguiremos mejorando en nuestra edición, la segunda novela desvela muchas "incongluencias" que pudiera tener el texto o referencias de la primera. El inicio de la segunda es más que revelador. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Para mi pintaba muy bien libro pero con tu reseña, lo tendré que pensar bien, bay.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Amaya, por tu reseña. Te felicito por tu criterio y te estoy agradecido por tus opiniones sinceras.
    Naturalmente estoy de acuerdo en algunas cosas y en otras no; pero así tiene que ser, pues somos personas distintas, y eso nos convierte en humanos y artistas a la vez.
    Estoy de acuerdo contigo: la piedra onfálica no está bien explicada; tal vez no sea lo suficientemente importante en el argumento final para ser tenido en cuenta de esta forma, pero tienes toda la razón del mundo.
    Los pegasos; en esta primera novela son secundarios. En la continuación y final (Éter) son mucho más concluyentes. Además en esta primera parte el protagonista es el hombre y su definición como tal. En Éter es el mundo de los Íroas, los dioses y la Atlántida los verdaderos protagonistas; y ahí los caballos alados lucen con toda su elegancia. Pero la escena de la entrega de los tributos tal vez podía estar mejor lograda, es cierto.
    Los comentarios de la loba; es mi parte favorita de la novela. Me encanta la inteligencia femenina y su lógica. Y Althea representa ese espíritu. Disfruté mucho con los diálogos y estoy, en esto en desacuerdo contigo, para mí no son excesivos. Cuando Dorian prescinde de Althea en Olimpia, parece que a la narración le falta ese algo fantasioso y mágico: Althea. Pero respeto totalmente tu opinión.
    La frasecita de los higos; me hace mucha gracia tu comentario. De hecho es cuando habla Talos, un hombre bruto y noble a la vez, y ese comentario no es descabellado en muchos hombres así, incluso hoy día. Pero me ha sorprendido, positivamente, ese comentario.
    Finalmente, para terminar. Mi propósito al escribir la novela era hacer algo para entretener y, según tu opinión, lo consigo. Así pues, me siento satisfecho del deber cumplido.
    Me ha encantado cuando has dicho que puedo hacerlo mucho mejor. Es mi primera novela y espero poder creciendo y evolucionando con las siguientes. Pero me gustaría decirte que pocos novelistas se atreven con este período de la historia; la información es casi inexistente y has sido en extremo laboriosa la documentación. En mi caso, me declaro un enamorado del mundo griego arcaico y fue un verdadero placer su escritura. Y aún más, poder leer reseñas como las tuyas.
    Desde aquí te mando un fuerte abrazo, con mis más sinceras felicitaciones y mi agradecimiento por el tiempo invertido en la lectura de Tres Profecías y la reseña posterior.

    Jordi Nogués

    PD: te adjunto un link donde explican algo de la piedra onfálica https://www.u-cursos.cl/ingenieria/2007/2/FG1B0/1/material_alumnos/previsualizar?id_material=6683. No lo saqué de ahí pues tengo abundante bibliografía sobre el tema. Pero si quieres más aclaraciones no tengo problema alguno; aunque, como te comentaba, no es nada relevante para el argumento de la narración.

    ResponderEliminar
  7. Por Dios, que nadie deje de leer el libro por mi reseña. Que seguro que lo encontráis entretenido y muy interesante por su parte histórica. Y muchas gracias al autor por ese link.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que es una gran reseña de una persona muy sincera que dice todo lo que piensa con el objetivo de orientar al lector.
    Los libros, (así como sucede con la música y el cine)es algo que gusta a las personas en función de sus criterios, manera de ser...por eso bajo la ficha y sinopsis añadimos OPINIÓN PERSONAL, porque no deja de ser eso, la opinión de una persona que, partiendo de su experiencia en la lectura y sus gustos, nos transmite lo que piensa y siente con el texto reseñado. NO ES UNA VERDAD UNIVERSAL ni UNA IDEA INAMOBIBLE, ¿cuántas personas me han dicho "no te leas espejismos" (de Alyson Noël)?...muchas, y tras leerlo le di 5 PLUMAS, porque a mí ME ENCANTÓ.
    En el caso de tres profecía un 3 sobre 5 es casi un NOTABLE, por lo cual, si os gusta la mitología, la historia y la fantasía atreveros y después opinad, porque para muchos de vosotrss será UNA DE LAS NOVELAS del año.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Excelente, Lucía; muchísimas gracias por vuestra aportación.

    ResponderEliminar
  10. A tí por compartir tus historias con nosotros y hacernos soñar con mundos olvidados. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Tienes toda la razón del mundo, Lucía. Gracias. (Y que conste que lo pasé fatal escribiendo la que es mi primera reseña, xd)

    ResponderEliminar

Suscríbete