2010

Concurso "Oscuros"

19:25

Os traemos nuestro primer concurso...
El libro en cuestión es "Oscuros" de Lauren Kate, reseña aquí***

La dinámica es muy sencilla, solo debéis contestar a esta pregunta...
si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?
por amistad, por amor, por dinero...curraos la respuesta, la mejor se llevará el ejemplar

Tenéis hasta el VIERNES 30 DE ESTE MES

*Si compras dos boletos es más fácil que toque premio, ¿no es ásí?, podéis probar suerte en "el creador de sueños", donde también se sortea esta maravillosa novela

También Puede Interesarte

20 confesiones

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?

    Mi nombre es Daniel y soy un ángel, he renunciado a mis alas el día que conocí a Mirabella, renuncié a ellas por amor, una asociación creada por demonios la secuestro ya que ella es un ángel puro el único ángel que queda con las alas blancas, y yo he renunciado a ellas, por que la bruja del cielo me ha dicho que es la única forma para salvarla, me las ha arrancado y me a dado a beber un brebaje, no se si me engaña o si es verdad, pero tengo que salvar a la mujer de la que estoy enamorado, si no aquella asociación la convertira en una de ellos, entonces la guerra entre ángeles caídos y demonios habrá comenzado...

    ResponderEliminar
  3. Si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?
    Si fuera un ángel sin duda perdería las alas siempre por amor, no podría soportar vivir sin un ser querido, sería como si me sorbieran el corazón, dejando sólo la carcasa, capaz de funcionar pero no de sentir. Supongo que hay gente que no está hecha para estar sola y yo soy uno de ellos. No podría no intervenir a favor de alguien a quien apreciara, y eso me haría caer finalmente, pero supongo que no me importaría, porque habría sido de ayuda a alguien, así que caería con una sonrisa xD.

    ResponderEliminar
  4. Si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?
    ¿Por qué?
    Por una única persona cuyo nombre no diré
    No sería por amor, sería por la lucha, por lo que representa.
    Él lucho para vencer a la muerte, vivió soñando un mundo mejor, dedicando una sonrisa a cada instante, animando la vida de los de su alrededor.
    Pero tu te lo llevaste.. Sí, tú, maldita enfermedad...
    Él era un ángel... Un ángel si alas pero capaz de transportarte al cielo con una mirada, con una sonrisa, con una palabra, con una canción, con su VOZ.
    Perdería mis alas por ti, pequeño ángel, por saber que algún día te reunirás con nosotros y nos cantarás una de esas canciones.
    Mi pequeño ángel, siempre logrando levantarme con escuchar tus canciones.
    No lo olvides, los ángeles nunca mueren, se elevan hacia un mundo más justo, más luminoso...
    Y es más, el alma nunca muere.
    Nunca dejes de VOLAR. Je t'aime petit ange...
    GL*

    ResponderEliminar
  5. si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?

    yo sin duda renunciaría a mis alas por amor. Creo que el amor es lo más bonito y lo más importante y que merecería cualquier cosa por conseguirlo y conservarlo. Aunque me hubiese costado muchísimo conseguir mis alas, aunque pudiese moris si renunciara a ellas... cualquier cosa me da igual, nada es más importante que estar con el ser amado...

    Besos! ^^

    ResponderEliminar
  6. Si fueseis ángeles ¿por qué seríais capazces de renunciar a vuestras alas?

    Desde siempre he sabido que cortarse las alas no es solo eso, es renegar de tu condición de ángel y asumir el castido eterno de perderte en el espacio y en el tiempo. No pertenecer al cielo, ni tampoco al infierno.
    Sabía perfectamente las consecuencias, sin embargo me corté las alas. Si, puede que me dejara engañar por un sucio demonio pero en sus traicioneras palabras había algo de verdad. La pluma de un ángel del septimo cielo puede devolver la vida a un mortal bajo el sacrificio de su propia existencia como ángel. Para encontces yo, que era plenamente consciente de su frágil respirar no sabía que aquellos humanos puros se convierten en seres divinos al morir.
    Le di la pluma que la salvaria y que a mi me condenaría pero tardé en darme cuenta que lo único que hacia era retrasar lo inevitable.
    Ella murió y yo me quede atrapado en un mundo intermedio.
    Ella se convirtió en un angel y yo en un medio demonio con hedor a cielo.
    Ella se enamoro de otro cuando yo le regalaba mi vida.
    Ella... no sabe que la salvé y ahora muero en mi agonía.

    ResponderEliminar
  7. Si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?

    ¿Por qué? Por egoísmo, claro está. Porque al sacrificar algo, estamos consiguiendo otra cosa que apreciamos más. Por cumplir un sueño. Ése es mi caso. Porque siendo un ángel solitario ansiaba amistad y sólo vi la manera de conseguirla allá abajo, en la Tierra. Y pensando que allí encontraría lo que buscaba, no dudé en dejar ir mis alas. Durante un tiempo fui feliz, dichoso de estar acompañado. Pero ahora se han ido. Y yo estoy solo otra vez, en un mundo al que no pertenezco, condenado a vivir toda una eternidad aquí, sin envejecer, sin poder huir.

    Muy bueno tu concurso y tu blog ;)

    Besos,
    Kirsten

    p.kirsten.b@gmail.com

    ResponderEliminar
  8. si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?

    Por la unica persona especial que sea capaz de matarme y resucitarme de nuevo. Por quien fuera capaz de entregar mi corazon para que el suyo siga latiendo.

    Por que?
    Si fuera un angel, envidiaria cada sentimiento humano, decicaria cada segundo de mi existencia a observarlos. Si lo viera,esa persona especial, si me quitara el aliento, si mi corazon latiera y lo reclamara como suyo con cada golpe, entonces estoy segura de que seria capaz de darlo todo, incluso mis alas por muy puras y hermosas que fueran, por poder verlo y hablar con el. Por poder sentirlo mas cerca con cada celula de mi piel. Por que el me amara tanto como sus ojos me cautivaron desde la primera vez que lo vi.
    ***

    Pero como soy angel se que si no me amara, aun por toda la belleza que Dios me diera al crearme, arrancarme las alas solo serviria para condenarme a una horrible existencia sola y repudiada, aunque en lo mas profundo de mi alma inmortal supiera que jamas seria capaz de olvidar esa mirada que destilaba tanta vida y llenaba de humanidad mi corazon

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?

    No por amor, mis alas no merecen eso. ¿Qué puede compararse a sumergirse entre las nubes en día sin Sol, para poder alcanzar sus ansiados rayos? Recuerdo la historia de un humano, que más tarde se convirtió en vampiro. Pasaba todo el día pensado en los azules del cielo, en cómo los añoraba, al no poder exponerse a la luz del sol. Más tarde, al beber la sangre de un ángel, pudo volver a ver el sol. Acabó en una prisión lejos de su hogar, y lo unico que podá contemplar fuera de su celda era el azul del cielo, a todas horas. Se preguntaba si se le había concedido la habilidad de caminar a la luz del Sol para sobrevivir con ese pedazo de cielo el resto de su vida. Yo, como el vampiro, añoraría el cielo, y las nubes, y las estrellas más que cuelquier cosa, y sería capaz de sacrificar mis alas y no poder volver a flotar en ese azul tan perfecto con tan de poder contamplarlo todos los días.

    Nerea

    nerealete@hotmail.com


    Quiero dar gracias a Cassandra Clare, autora de la serie Cazadores de sombras por inspirarme para ésta entrada :)

    ResponderEliminar
  11. Intenté arroparos en las calles frías donde os habían dejado, pequeños y frágiles, aún con el cordón umbilical colgando. Pero, como siempre, fui testigo de cómo vuestras vidas se apagaban sin poder intervenir.Eso era lo que más me dolía. Ver como os desvanecíais poco a poco, mientras la impotencia crecía en mi interior. Quizás me hayáis sentido como una brisa cálida en mitad de una noche helada, como una suave caricia en medio de la mesa de vivisección, como un murmullo reconfortante en vuestra agonía desesperada. Eso es todo lo que podía hacer. Era incapaz de romper las cadenas, y de reparar vuestros corazones rotos.
    Y por eso, renuncié a mis alas.
    Por vosotros: los animales.
    ¿Por Caridad?¿Compasión?
    De donde vengo lo llaman Amor.

    ResponderEliminar
  12. Una cosa el aqui que contestar aqui pro comentario o te lo puedo mandar por mail?¿

    ResponderEliminar
  13. hola Arancha^^, puedes postearlo aquí, un saludo kiss

    ResponderEliminar
  14. Hay millones de razones por las cuales un ángel acaba renunciando a sus alas, la mas común es enamorarse de un mortal, pero ese no es mi caso. Yo renuncie a mis alas porque odiaba ser un ángel. Aquella vida no iba conmigo, ayudar a gente que nunca sabra que la has ayudado. Menuda estupided, una perdida de tiempo. A mi los sentimientos de los demas me han dado siempre igual. Naci ángel ¿y qué? No por eso voy a ayudar a todo el mundo, no por eso voy a ser un idiota. Quería tener mi vida, quería tener la oportunidad de elegir. A los humanos se les da esa oportunidad, ellos pueden elegir entre hacer el bien o el mal. Los ángeles no. Ellos siempre tienen que hacer el bien. Y eso sinceramente es una..... Imaginate que alguien te pida un favor a las 11 de la noche y lo que mas te apetezca en el mundo es mandarlo a mierda. Pues tu condición de ángel no puede salir una negativa por tu boca. Las palabras se te atascan, la sangre comienza a ervirte en la garganta y finalmente si no quieres morir tienes que aceptar. Aunque sea la cosa que mas te reviente en el mundo ¬¬. Por esto yo renuncie a mis alas. Quería ser humano, quería tener la oportunidad de escoger.

    Pues aquí tienes mi explicación y tambien mi mail elrincondelaspompaslocas@hotmail.com ^^

    ResponderEliminar
  15. "Soy Cass, y soy un angel, un angel verdadero, y nunca renunciara a mis alas por nada del mundo, renunciar a mis alas seria renunciar al amor que siento hacia Dios.
    Dios, dios es un padre, un hermano, un amigo, y nunca podria renunciar a ese amor que siento pro el"

    Si hace unos dias me hubieses preguntado porque seria capaz de renunciar a mis preciadas alas, esa habria sido mi respuesta, sin lugar a dudas. Pero eso ha cambiado, nunca pense en algo o alguien por lo que podria renunciar a mis alas, renunciar a Dios. !Que equivocado estaba!

    La conoci hace unos dias, pero no puedo quitarmela de la cabeza, solo puede pensar en ella, pero solo se su nombre: Ruby, y con eso me basta, con ver la y observarla me es suficiente.
    Ahora comprendo lo que es enamorarse, otros angeles me habian hablado de ello, pero yo nunca les crei.

    Si hoy me preguntases porque seria capaz a renunciar a mis alas, la respuesta seria Ruby.

    ****

    Es la primera vez que escribo algo, ya que no creo que escribamuy bien, asiq no espero ganar xD

    ResponderEliminar
  16. si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?

    Hace unos meses habría afirmado que nada merece que pierda mis alas, nada merece mi libertad, la increíble sensación cuando los pies no tocan el suelo desafiando lo imposible. Nada, absolutamente nada me parecía lo suficientemente valioso para perder todo eso, hubiera preferido perder mi propia existencia.

    Pero la vida da muchos giros, la mayoría inesperados, de esos que cuando sucenden te dejan sin aliento y que por un segundo dejes de notar el tiempo y el espacio, como cuando te sumerjes en una nube y no ves ni sientes nada. Todo se para. Pero esto es diferente, ni la nube más blanca, esponjosa y densa que haga que no exista nada en apariencia, puede asemejarse a esto. Hay mucho más sentimiento, mis ojos recorrieron su figura en la que antes nunca me había fijado. Sus gestos, su forma de hablar, de enfadarse, de sonreír, todo. Era fascinante derepente y mi memoria se paro únicamente por él, para retenerle en algún rincón de ¿mi corazón? Nunca pensé que Cupido pudiera existir, ni que fuera tan cruel.No avisa, no tiende a razones, se divierte lanzando sus ridículas flechas y clavándolas en corazones inocentes.

    No... no debo echarle la culpa a nadie, ni a Cúpido, ni a mí mismo. Solo tengo que tener claro que sí hay alguien por él que daría mis alas es él. Para que él pueda seguir disfrutando de esa sensación que nos da la vida. Aunque yo me tenga que pudrir en suelo, sería feliz solo con verla sobrevolar mi cabeza entre las nubes y las estrellas.

    Por Feérica.

    ResponderEliminar
  17. Si fueseis ángeles ¿por qué seríais capaces de renunciar a vuestras alas?

    Por amor, claro. Pero yo no me refiero al amor de dibujar corazonzitos y escribir tu nombre al lado del suyo y bla bla bla. Me refiero al amor que sientes hacia tu familia o hacia tus amigos. El amor que hace que quieras ayudarlos y estar ahí cuando lo necesiten. Al amor que hace que te levantes temprano a quedar con tus amigos o que les expliques 80 veces lo mismo para que se enteren de lo que les quieres decir sin exasperarte. O al amor que hace que no te pelees con tus hermanos o tus padres cuando no los soportes más. Yo no me refiero al amor que las personas dicen que sienten por otra. Yo me refiero al amor que las personas sienten por otras. Por ese amor, perdería mis alas.

    Pues nada, esta es mi esplicacion rara... espero que la halláis entendido porque no se si lo expliqué bien xDDD

    besos!

    ResponderEliminar
  18. Si fueseis ángeles ¿Por qué seriáis capaces de renunciar a vuestras alas?

    Por él. Lo hice por él.
    Cuando le encontré, yacía en el suelo de un oscuro callejón. Grite pidiendo auxilio, pero nadie me escucho. Nadie. Su sangre manchaba mis manos mientras las presionaba sobre su pecho. “Te pondrás bien. Resiste “. No hacia más que repetírselo mientras tapaba su herida en un débil intento por salvarle la vida. Entonces, el pronunció mi nombre. Fue lo único que pudo decir antes de que le diera un acceso de tos. Alzó su mano hacia mí, en un intento de acariciar mi rostro; pero no pudo, le fallaron las fuerzas. Estreché mi mano con la suya y le miré a los ojos. Aquellos ojos verdes como un mar de hierba. Aquellos ojos que cuando me miraban, hacían que el latido de mi corazón se acelerara. Pero lo que ví en su mirada me congeló la sangre. Su mirada me decía adiós. Que sabía que no conseguiría llegar a mañana con vida. Y que me amaba, que me amaría siempre.

    Las lágrimas mojaban mi rostro mientras yo le miraba. Me sentía tan impotente, tan inútil. De que me servia ahora toda mi fuerza, todo mi entrenamiento; si la persona a la que mas amaba se estaba muriendo ante mis ojos. ¿Es que no había nada que yo pudiera hacer? ¿Nada?

    Me incline hacia él y le susurré en el oído que le amaba. Le bese en los labios, notando el sabor de su sangre en los míos. Y lo hice. Renuncié a mis alas, a mi inmortalidad, para que él viviese. Las plumas de mis alas fueron cayendo una tras otra hasta no quedar ninguna y en ese momento, perdí el conocimiento.

    Horas más tarde, me desperté en sus brazos. El me miró y dijo: perdóname. Has sacrificado mucho por mi culpa. Mi destino era la muerte. Te equivocas, le respondí. Tu destino y el mío están unidos. Nuestro destino es estar juntos. Me besó y susurró: siempre juntos.

    Rebeca Alvarez
    rebecaa571@hotmail.com

    ResponderEliminar
  19. Si fueseis ángeles ¿Por qué seriáis capaces de renunciar a vuestras alas?

    Por él. Lo hice por él.
    Cuando le encontré, yacía en el suelo de un oscuro callejón. Grite pidiendo auxilio, pero nadie me escucho. Nadie. Su sangre manchaba mis manos mientras las presionaba sobre su pecho. “Te pondrás bien. Resiste “. No hacia más que repetírselo mientras tapaba su herida en un débil intento por salvarle la vida. Entonces, el pronunció mi nombre. Fue lo único que pudo decir antes de que le diera un acceso de tos. Alzó su mano hacia mí, en un intento de acariciar mi rostro; pero no pudo, le fallaron las fuerzas. Estreché mi mano con la suya y le miré a los ojos. Aquellos ojos verdes como un mar de hierba. Aquellos ojos que cuando me miraban, hacían que el latido de mi corazón se acelerara. Pero lo que ví en su mirada me congeló la sangre. Su mirada me decía adiós. Que sabía que no conseguiría llegar a mañana con vida. Y que me amaba, que me amaría siempre.

    Las lágrimas mojaban mi rostro mientras yo le miraba. Me sentía tan impotente, tan inútil. De que me servia ahora toda mi fuerza, todo mi entrenamiento; si la persona a la que mas amaba se estaba muriendo ante mis ojos. ¿Es que no había nada que yo pudiera hacer? ¿Nada?

    Me incline hacia él y le susurré en el oído que le amaba. Le bese en los labios, notando el sabor de su sangre en los míos. Y lo hice. Renuncié a mis alas, a mi inmortalidad, para que él viviese. Las plumas de mis alas fueron cayendo una tras otra hasta no quedar ninguna y en ese momento, perdí el conocimiento.

    Horas más tarde, me desperté en sus brazos. El me miró y dijo: perdóname. Has sacrificado mucho por mi culpa. Mi destino era la muerte. Te equivocas, le respondí. Tu destino y el mío están unidos. Nuestro destino es estar juntos. Me besó y susurró: siempre juntos.

    Rebeca Alvarez
    rebecaa571@hotmail.com

    ResponderEliminar
  20. Si fuera un ángel ¿Por qué he de renunciar a mis alas?
    Renunciaria a cambio de vivir, de poder sentir algo mas real que la inmortalidad, de poder alegrarme con el simple olor de panquecillos recien hechos y saborear cada chispa de chocolate en mis labios
    Daria mi eternidad para cometer errores que duelan de esos que despues de pasados te hacen sentir tan fuerte que sientes dejar tu huella despues de muerto
    Lo daria todo aun mas por sentirme parte de algo tan sublime, como una danza en la que cada persona tiene su lugar y causa estragos en la vida de los demás, quisiera ser yo la que regale los momentos mas indescriptibles y emocionantes, regale palabras y la felicidad que solo se halla contenida en unos pocos segundos de vida
    Sentir ese temor antes de la muerte y la paz de la aceptación
    La vida es maravillosa por ser simplemente vida, aun cuando a las personas que amamos las vemos sufrir una y otra vez, verlas morir, marcharse o simplemente irse y aun despues de eso descubrir asombrados de que aun le amamos por ser quien son.
    Vivir es ser feliz sin pedir nada y a cambio daria mis alas por un solo instante de vida, que una eternidad añorando algo que jamas tuve...

    Krystell García
    lara_alondra@hotmail.com

    ResponderEliminar

Suscríbete